“Repensemos el rosado, juntas”, la campaña que busca abrir más posibilidades a las mujeres peruanas

0
230

Lima.– Sedal, una marca de Unilever, reconoce que las niñas, adolescentes y jóvenes requieren y merecen atención para asegurarles un futuro con más posibilidades. Sin embargo, a lo largo de la historia y aún hoy en día la falta de una participación igualitaria en áreas como educación, empleo y actividades cívicas ha limitado sus logros. Abrir posibilidades para ellas y garantizar su participación de manera igualitaria en la sociedad, tiene impactos prometedores en términos económicos y sociales.

Perú no es ajeno a esta realidad. Las brechas de género existentes se evidencian
en diversos ámbitos, por ejemplo, en lo laboral, donde -según datos del Fondo
de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), con información de INEI, ONU
Mujeres y el Ministerio Público- las mujeres peruanas perciben casi 30%
menos sueldo que los hombres por realizar la misma actividad. En la educación, con cifras que indican que la
presencia de mujeres en carreras como ciencias, tecnología, ingeniería y
matemática es menor al 30%. Además, aún existen mandatos sociales y reglas sobre lo que es
femenino y masculino, y esto limita los intereses y participación en ciertas
actividades tanto de niñas como adolescentes.

Estando atento a esta realidad, Sedal lanza su propósito: Inspirar
a las niñas, adolescentes y jóvenes a que sueñen con un futuro de
posibilidades, sin las restricciones impuestas por la sociedad en torno a lo
que “deben ser” o lo que “no pueden hacer”. Así, la marca busca animarlas a que rescriban su vida y darles las herramientas y habilidades que
les permitan explorar diferentes
posibilidades. La marca reconoce la importancia de apoyarlas durante la niñez y
adolescencia, etapas en las que forman sus objetivos y aspiraciones de vida,
para que puedan desafiar sus propias ideas y las expectativas de la sociedad.
Hoy más que nunca, las mujeres unidas tienen más fuerza para enfrentar normas y
convenciones sociales que limitan su progreso.

Para lanzar su propósito, la marca
realizó la campaña “Repensemos el rosado, juntas” tomando
al rosado, como el color más osado
#RosadoOsado como metáfora para invitar a niñas y mujeres a repensarse
fuera de los roles preestablecidos socialmente e inspirarlas a buscar más y
nuevas posibilidades.

A
través de un comercial lleno de color, fuerza y brillo, Sedal invita a todos los peruanos a repensar el color rosado, un
color con muchos estereotipos que la marca quiere derribar: “Repensemos el
Rosado, es una campaña que busca inspirar a las niñas y adolescentes a soñar
con un futuro lleno de posibilidades; animarlas a que comprendan su propio
potencial orientándolas a tener un desarrollo positivo de sus capacidades y
competencias. Queremos motivar a las niñas, adolescentes y jóvenes a que
liberen su imaginación en donde puedan ver más allá de los mandatos de género
restrictivos, abran sus posibilidades y definan su propia ruta de vida
explorando quiénes quieren ser”
comenta
Carla Bisbal, Gerente de marketing de Unilever Perú.

Así también, en su rol por inspirar a
las mujeres, Sedal buscará
evidenciar historias de mujeres peruanas que persiguieron sus propias
posibilidades y derribaron roles de género. A través de estas historias, la
marca busca visibilizar las barreras que enfrentaron a lo largo de su camino, los
problemas que superaron y cómo hicieron frente a dichos obstáculos. Estas
historias permitirán influenciar positivamente dado que son puntos de partida
para que todas las niñas, adolescentes y jóvenes sepan que también pueden
desarrollar su propio camino hacia la exploración.

Texto e imágenes de: Agencia Orbita – Empresa
@ “Repensemos el rosado, juntas”, la campaña que busca abrir más posibilidades a las mujeres peruanas

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here