Desmitificando al carcelero Polisario – La Razón

0
111


Ricardo Sánchez Serra

Me considero amigo de los saharauis, y más amigo de la verdad. Todos queremos una solución a la población saharaui que vive en Tinduf, en Argelia. Son 45 años que viven en condiciones infrahumanas, en el desierto más árido de todo el Sáhara.

Nunca voy a entender por qué la poderosa y millonaria Argelia, petrolera y gasífera, no les puso carreteras, agua,  luz o simplemente casas. ¡Noooo! Es que los quería tener de punta de lanza contra Marruecos, un amigo ancestral que los ayudó en su guerra de independencia contra Francia. El tema geopolítico de que las fronteras de Argelia lleguen al Atlántico, es su prioridad.

Aquí no hay amigos, hay socios y el Frente Polisario, que se proclama único representante de los saharauis, es su títere. Por eso no hay paz, no hay buenas relaciones con Marruecos, por eso no se desarrolla el Magreb, que unido hubiera podido arreglar el problema de Libia.

Y el Polisario quiso formar un Estado en plena guerra fría, y no le funcionó. Hay unos pocos países que tienen relaciones diplomáticas (exactamente 22), sin tomar en cuenta el Derecho Internacional, que no reconoce gobiernos en el exilio.

Gobierno en el exilio no se reconoce

Para ser un Estado, se requiere de territorio, gobierno y población, sin estos tres requisitos no existe. La población de Tinduf vive en territorio argelino, por lo tanto, no es soberano.

Además, el Polisario señala que existe un territorio denominado “liberado” y que ese es su Estado. No es cierto. Yo he estado allí, el supuesto gobierno saharaui fantoche está en Tinduf, en Argelia. Esos llamados territorios liberados, es un colchón o tapón en donde se encuentran los Cascos Azules de las Naciones Unidas, y que solo cautelan la paz y denuncian las violaciones al alto el fuego.

Uno de esos denominado territorios liberados es Guerguerat, en donde recientemente hubo un problema y la ONU obligó al Polisario a que retire sus fuerzas militares.

A propósito, ¿de dónde salen tantos tanques, misiles y otros armamentos que posee el Polisario? ¿De la venta de la ayuda humanitaria internacional para la población de Tinduf?

Representatividad quimérica

¿De qué habla el Polisario cuando señala que es el único representante del pueblo saharaui? Solo se reconocen ellos mismos. Las Naciones Unidas no los reconocen así, como fue, por ejemplo, con la Organización de Liberación de Palestina, la OLP. No existe ninguna resolución de la ONU que les reconozca tal estatus.

Que existan negociaciones informales, bajo auspicio de la ONU, no supone ningún reconocimiento. Sí debemos decir que hay unos miles de saharauis en Tinduf que son sus rehenes y si eso no fuera cierto ¿Por qué no eliminan los controles policíacos que hay a raudales? No lo van hacer, porque toda la población huiría a reencontrarse con su familia, que vive en Marruecos como lo hicieron miles, arriesgando sus vidas.

Además, Argelia prohíbe la entrada de ACNUR para censar la población saharaui real que vive en Tinduf, solicitud presentada en muchísimas ocasiones por diferentes estados y organismos a la ONU. ¿Por qué? ¿Porque no quiere que se sepa cuántos secuestrados hay? Argelia se lava las manos y dice pregúntenle a ellos. No entiendo, porque es su territorio y pretenden burlarse de la ONU.

El castillo de naipes va cayendo poco a poco y la verdad sale a la luz. Gracias a Dios que me di cuenta a tiempo de no seguir apoyando esta farsa. No hay que cerrar los ojos a esta realidad.

Reparto europeo del África

Marruecos reclama respeto a su integridad territorial. Es un asunto de soberanía. Y si la cuestión del Sáhara está en las Naciones Unidas como territorio no autónomo, es porque el propio Marruecos lo pidió. No olvidemos que dicho territorio estaba bajo protectorado español en la década del ´60.

Y Marruecos lo inscribió como tal ante la Comisión de los 24, que es la Comisión Política de la ONU, la más importante, la IV Comisión, en la que comparecí en dos oportunidades.

Cuando España invadió y colonizó ese territorio a fines del siglo XIX, época también de las grandes colonizaciones, las potencias se reunieron en Berlín y se repartieron el África, se creían dueños del mundo. Fíjense ahora, tribus divididas mediante un antojadizo reparto territorial, cuyas fronteras no pueden reabrirse ni para juntar familias, porque sería el caos y la guerra.

Pleitesía al sultán de Marruecos

Un dictamen de la Corte Internacional de Justicia dictaminó que el Sáhara no era terra nullius, es decir tierra de nadie, había habitantes y la existencia de lazos jurídicos e históricos ininterrumpidos de la región del Sahara con Marruecos.

Había pleitesía entre los sultanes de Marruecos y las tribus saharauis. Los de mente occidental no conocemos o comprendemos el pensamiento árabe. Pleitesía e incluso de acuerdo a la Real Academia de la Lengua, es “muestra de reverencia de acatamiento de algo o sumisión a alguien”. Esto es sujeción al Sultán. Más claro ni el agua.

Puede que a algunos hoy nos les guste que existan reyes, monarcas, jeques o sultanes, pero son costumbres y tradiciones de siglos, que hay que respetar. Muchas monarquías son el símbolo de la Nación, el respeto y la estabilidad, y es una forma de democracia, que hay que respetar.

La solución

El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas ha indicado que la iniciativa marroquí de autonomía es “seria y creíble”, para encontrar una solución política al conflicto artificial. No es posible que decenas de miles de saharauis que viven en Tinduf, en condiciones penosas, sin trabajo, sin esperanza, violadas sus libertades, desde hace 45 años, continúen en esa situación- Ellos quieren futuro, bienestar, reencontrarse con sus familiares que viven en Marruecos.

Marruecos ofrece a los saharauis la autonomía plena. Solo estará bajo su cargo Interior, Defensa y Relaciones exteriores. Y todo con supervisión internacional, de las Naciones Unidas.

Los saharauis que viven en Marruecos gozan actualmente de una administración autónoma y con libertades. El Reino cambió de Constitución consagrando el componente sáharo-hassani.

Para mayor seguridad han abierto dos oficinas del Consejo Nacional de Derechos Humanos en Dajla y El Aaiún. Y hay una participación activa en la política. En las últimas elecciones legislativas hubo una participación del 76 %.

Son 400 mil saharauis que viven en Marruecos y que añoran ver también a sus familias que viven en Tinduf.

¿Por qué no ayudarlos a aterrizar su sueño? La comunidad internacional no perdonará al Polisario mantener como rehenes a la población de Tinduf, con la complicidad de los gobernantes de Argelia, cuyo pueblo luchó tanto contra el colonialismo francés y obtuvo la independencia. ¿Por qué no permitir que los saharauis vivan felices?

“Saharauis por la Paz” y el Frente Polisario

El líder saharaui, Hach Ahmed Bericalla, ha formado con ilustres personalidades saharauis el Movimiento “Saharauis por la Paz”.

Busca liberar a miles de saharauis que viven en los campamentos de Tinduf, en Argelia, hace 45 años y que viven sin libertad y en condiciones infrahumanas, subyugado por el Frente Polisario, manejado por el régimen de Argelia, como carne de cañón, en su animadversión contra Marruecos, por llegar al Atlántico.

Hach Ahmed es una auténtica alternativa y democrática al tiránico Frente Polisario. Hach busca una solución pragmática y especialmente pacífica al problema, para lograr la reunificación de las familias saharauis y que la población de Tinduf salga del desastre humanitario en que vive.

El Polisario afirmaba ser el único representante de los saharauis. No lo es. Ahí tiene ahora “Saharauis por la Paz”. Además, ¿y los saharauis marroquíes? Son 400 mil que también tienen sus propios representantes, frente a unas decenas de miles que vive en Tinduf.

“Saharauis por la Paz” es una alternativa al Polisario que debe ser tomada en cuenta cuando las Naciones Unidas reanuden las conversaciones de paz.

(*) Vicepresidente de la Federación de Periodistas. Analista internacional



Fuente: Desmitificando al carcelero Polisario – La Razón

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here