La guerra al covid-19 no es un juego. Por Elvis Ojeda J.

0
151


Mientras el mundo se preparaba en diciembre del 2019 para celebrar las fiestas navideñas y recibir el año nuevo 2020, un enemigo invisible aparecía en Asia, avanzando lenta y paulatinamente por diversos rincones, hasta que atacó dando inicio a la Tercera Guerra Mundial.

Así comenzó esta letal agresión confirmada por la Organización Mundial de la Salud (OMS). ¿Y quién es este enemigo? Un minúsculo e imperceptible atacante denominado Coronavirus (COVID-19).

No se trata de un juego la guerra al Coronavirus. Cuidémonos.
Siguió escalando por ciudades, países y continentes hasta que fue declarado como pandemia, sometiendo a los seres humanos al desconcierto, miedo e incertidumbre.

Esta grave situación nos invitó (casi a la fuerza) a tomar conciencia de que no se trata de un simple juego de soldaditos o una pesadilla que terminará apenas despertemos. Lamentablemente es una realidad que golpea a las personas física, sicológica y moralmente, porque las puede alcanzar y tumbar en cualquier momento.

Este enemigo real es como los huracanes, maremotos o terremotos. Llega, ataca, destruye y avanza. Elimina especialmente a quienes están con las defensas bajas o con problemas de salud.

En el Perú seguimos en Estado de Emergencia Sanitaria, las autoridades del Poder Ejecutivo han desplegado una serie de medidas para contrarrestar este flagelo, sin embargo, es prioritario que las autoridades ediles y regionales a través de sus gremios representativos como la Asociación de Municipalidades del Perú (AMPE) y de la Asamblea Nacional de Gobiernos Regionales (ANGR), se sumen a este combate realizando actividades conjuntas para enfrentar la COVID-19 en temas laborales, educativos, de salud, transporte, y seguridad, entre otras.

Frente a ello, es necesario también que los Directores de Comunicación (DirCom), o responsables de Prensa e Imagen Institucional de las municipalidades y de los Gobernadores Regionales, desarrollen estrategias de comunicación conjunta sobre los beneficios que trae a la sociedad las medidas de prevención.

No olvidemos que las crisis generan oportunidades, y por ello, se deben “tejer redes humanas”, tal como lo señala el consultor y conferencista internacional, David Fischman. Estas acciones conjuntas entre ediles y regionales deberán ir acompañadas de estrategias de marketing, publicidad, prensa y comunicación.

La difusión y puesta en conocimiento a los vecinos, habitantes y/o ciudadanos de estas actividades tendrán un mayor efecto de recepción e impacto en la comunidad si se realiza con alianzas interinstitucionales. Consideremos además las plataformas digitales, porque la pandemia continúa.

La historia nos enseña que, así como ocurrió en la primera (1914-1918) y segunda guerra mundial (1939-1945) las consecuencias generalmente son graves y negativas. Hay pérdidas humanas, económicas, políticas, sociales, aparte de los problemas demográficos que se configuran después de los enfrentamientos.

El peligro latente contra la salud no se eliminará hasta que no se descubra la vacuna. A cuidarnos. Respetamos el distanciamiento y las medidas de higiene correspondientes. Nuestras vidas ya cambiaron y debemos evitar caer en las garras de este virus porque ahí si perderemos esta tercera guerra mundial.

Por Elvis Ojeda J.



Fuente: La guerra al covid-19 no es un juego. Por Elvis Ojeda J.

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here