Contra el Odio Político: Respeto para Todos (no solo en la víspera del Día Internacional del Orgullo LGBT) – VALOR.PE

0
68


Por: Percy Vilchez Salvatierra

El odio “político” es lo más nefasto que tiene el escenario social peruano. Pese a ello, este atavismo ha caracterizado a casi todos nuestros procesos sociopolíticos.
El fenómeno al que me refiero está singularizado, perfectamente, por lo “anti”. Así, en el curso de la Historia del Perú, pocas veces hemos tenido opositores brillantes y notables como los que hubo en el Siglo XIX, particularmente, entre los liberales y conservadores aunque con las precisiones de su tiempo y contexto, además de libres del torpe condicionamiento de lo “anti”.

En cambio, para desgracia del país, han sido mayoría los infructuosos y obcecados fanáticos de la oposición sin ton ni son. Los anticaceristas, por ejemplo, que tuvieron el severo equívoco de preferir a Piérola, etc. Pero, sobre todo, el antiaprismo propalado por la Izquierda, las FF. AA. y, en su momento, los conservadores. También, en menor medida, el anticomunismo a cargo, nuevamente, de las FF. AA., los conservadores, y, hasta la fecha, el APRA excepto en lo que corresponde a China por razones estrictamente comerciales, supongo. Y así, sucesivamente, hasta cubrir todas las posibilidades y combinaciones factibles.

Este fenómeno tan intenso y negativo resurgió, brutalmente, contra el fujimorismo (movimiento nefasto, sin duda, pero casi en nada distinto al resto de opciones como bien fue demostrado por PPK, etc.) y el principal protagonista de esta recarga “anti” fue, por supuesto, la Izquierda que ve en toda crítica a sus “ideas” y simpatías (así sean tan deplorables como la Cuba castrista o la Venezuela chavista, siendo, en estos casos, críticas harto justificadas, por cierto) una sombra del oprobioso candidato al Senado japonés y dictador al que odian.

Ahora, por otro lado, para cierta “gente”, si eres liberal, eres un ”maldito proempresa inhumano”; si eres socialista, eres un “terruco”; si buscas el equilibrio o estás en el centro, “eres un convenido” o “un jugador”… En fin.

Estas reflexiones se deben a que hoy ha circulado en las redes el contenido de la foto adjunta, el que a su vez ha sido una suerte de réplica indignada por el uso de los colores del arcoiris y del movimiento LBTB, etc en la foto de perfil del Fanpage de la Presidencia del Consejo de Ministros, gesto vacío de una entidad sin rumbo y pésimamente dirigida como corresponde al gobierno del Presidente Vizcarra, en general,

Pese a lo expuesto, se puede entender la crítica a cierto sector del gobierno y a cierto sector del activismo LGTBIQ mas no se puede tolerar ni las formas empleadas ni la generalización terrible que diversos individuos realizan escudados en el anonimato.

Considero que los autores de esa basura de mensaje de ser forzados a tratar el tema dirían por conveniencia: “estamos contra los caviares y es nuestro derecho pero respetamos la lucha por los derechos de la comunidad LGBTIQ….” pero, en el fondo, no solo les ha de parecer algo insustancial sino, también, tantas otras cosas negativas.

En este sentido, considero que ninguna lucha social puede (ni debe) ser condenada.
Esto no niega que haya gente fanatizada e irreflexiva ya sea en el medio del activismo LGTBIQ o en altos cargos públicos pero eso no comprende a todos, mucho menos a los que defienden causas justas y que, sin duda, merecen el apoyo de todos los ciudadanos conscientes.

Si fuese así como dicen los intolerantes, que solo saben generalizar y nunca ven un solo matiz, también podría decirse (indebida y arbitrariamente, por cierto): “las FF. AA. están llenas de fascistas” o “todos los luchadores sociales son ‘terrucos’”, dos circunstancias que serían, sin embargo, un mismo tipo de error.

Las generalizaciones solo sirven para desunir y lo que este país necesita es UNIDAD y RESPETO para TODOS, no solo para los que “piensan” que todo debe ser homogénico o uniformizado.

 

P.S.
Hay gente fanatizada e irreflexiva en cada extremo del espectro político y debemos señalar que esto siempre sucede con los usos de aquellos individuos que tienden hacia el radicalismo. Señalarlos y combatirlos desde la argumentación y desde lo concreto debe ser un objetivo de cada ciudadano comprometido con la inteligencia.

 





Fuente: Contra el Odio Político: Respeto para Todos (no solo en la víspera del Día Internacional del Orgullo LGBT) – VALOR.PE

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here