La Reserva Nacional de Paracas y el TPP – VALOR.PE

0
464


Por: Edwin A. Vegas Gallo

El Consorcio Terminal Portuario General San Martin Paracas,TPP (antes ENAPU, Punta Pejerrey, Paracas, 1969, inició sus operaciones con exportaciones de harina de pescado, maíz, fertilizantes y puerto de desembarque para cruceros de turismo), pretende operar en la zona de amortiguamiento de la Reserva Nacional de Paracas RNP.

El proceso de modernización del puerto, post terremoto de 2007, consideró su ampliación para favorecer la agroexportación de la Región Ica y aumentar su capacidad operativa para cruceros turísticos.

En 1975 la zona (25 setiembre, DS 1281-75-AG), se declara como Reserva Nacional de Paracas, con una extensión de 335 mil hectáreas, de las cuales 200 mil son eminentemente marinas, que corresponde a 0.5 % del dominio marino peruano protegido. En este punto señalo, que el Perú está en falta, pues a este 2020, ha debido proteger mínimo 10% de su área marina, según las metas de Aichi de la Convención de Diversidad Biológica y la meta 14.5 del Objetivo 14 de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030.

Asimismo la RNP, en 1992 ha sido considerada como sitio RAMSAR, por su condición ecológica, como “humedales de importancia internacional”. El TPP resulta de la privatización del puerto, con capitales españoles y brasileros al cual se le facilita una concesión por 30 años, con una inversión de 131 millones de dólares. Si bien es cierto, el TPP está en la zona de amortiguamiento, también no es menos cierto que la entrada al TPP, se da por la vía de la RNP y es la misma carretera que usan los usuarios de aquella.

Asimismo es pertinente señalar que el monto a invertir ha sido gerenciado, en cumplimiento de los Principios de Ecuador, que son un conjunto de normas, de la banca asociada a la corporación financiera internacional del Banco Mundial, para que sus préstamos sean ejecutados con responsabilidad socio ambiental. Sin embargo la real objeción al TPP es al propósito de brindar servicio a la minería.

Para ello presentó una Modificación al Estudio de Impacto Ambiental (MEIA) original, para operar con almacenamiento y exportación de concentrado de cobre y zinc, con su propio sistema de embarque. Esta modificación de última hora, es la que hace desconfiar del proyecto Puerto San Martín y del EIA original, que en su momento fue aprobado por el MTC.

Sin embargo, el Servicio Nacional de Certificación Ambiental para las Inversiones Sostenibles, SENACE autoridad competente de los EIA, con Resolución 00025-2019, ha desaprobado la propuesta de MEIA, por considerarla lesiva a los intereses socioambientales de la Reserva de Paracas.

Entre las observaciones del SENACE, que fluyen del Estudio de Línea de Base presentado por el TPP, están los riesgos de contaminación por metales pesados, inherentes a los concentrados de cobre y zinc, además del consecuente ruido por el tránsito pesado de los camiones, que colisionaría con la condición RAMSAR.

En marzo pasado el TPP ha levantado las observaciones y el SENACE tiene plazo hasta el 15 de julio para pronunciarse.

Este es el típico tema que se pide permiso para una actividad y se piden modificaciones para permitir otras actividades diferentes a lo inicialmente planteado.





Fuente: La Reserva Nacional de Paracas y el TPP – VALOR.PE

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here