Matan a Robert Kennedy, favorito para ser presidente

0
222


Robert Kennedy

El tercer hermano, Edward, también fue obnubilado por la desgracia con la muerte de la secretaria de su hermano Robert, al caer ambos a un pantano del que sobrevivió él, pero no su acompañante

Robert Kennedy, el séptimo de los hijos del clan Kennedy, dotado de las misma cualidades intelectuales de su desaparecido hermano John, al igual que él sería objeto de un complot y asesinado a balazos por un palestino porque supuestamente Robert tendría una política pro isaraelí.

ROBERT KENNEDY (1925-1968), HERMANO DE JFK

Robert fue el séptimo hijo de los nueve que tuvo el matrimonio de Joseph Kennedy y Rose Fitzgerald Kennedy. Al igual que sus hermanos varones, practicó deportes, recibió formación militar, cursó educación superior en Harvard y desarrolló una carrera profesional brillante en el campo del derecho y la política. Entre 1961 y 1964 desempeñó el cargo de Fiscal General y, a partir del 64, el de senador por el estado de Nueva York. En 1968 decidió concurrir a las primarias del partido demócrata. Lo que pasó después te sorprenderá aunque, tratándose de los Kennedy, tal vez no.

Son muchas las leyendas relativas al séptimo hijo, al que se considera dotado de talentos y poderes especiales. El bluesman Willy Dixon abordó la leyenda en su tema Seventh Son, en el que afirma que ese séptimo hijo puede “predecir el futuro antes de que se convierta en pasado / hacer cosas que alegren tu corazón / mirar el cielo y saber si va a llover / reconocer cuándo una mujer tiene otro amante”.

No fue el caso de Robert. Si bien el séptimo hijo de los Kennedy tuvo una carrera envidiable y casi sobrenatural, la maldición de la familia fue más fuerte que ese talento especial, y el brillante Bob no fue capaz de prever el complot que se cernía contra él. Tras proclamarse vencedor de las primarias del partido demócrata el 5 de junio de 1968, fue abordado en el Hotel Ambassador de Los Ángeles por un ciudadano palestino que le disparó a quemarropa como protesta a su política pro Israel. Trasladado a un hospital, falleció en la mañana del día 6.

MARY JO KOPECHNE (1940-1969), SECRETARIA DE LA CAMPAÑA DE ROBERT KENNEDY

Nacida en 1940, Mary Jo Kopechne fue una joven profesora, secretaria y militante demócrata que colaboró en la campaña política de Robert Kennedy en 1968. Esa experiencia hizo que entrase en contacto con el clan y que fuera invitada al homenaje que el 18 de julio de 1969 recibieron las Boiler Room Girls, que era como se conocía a las chicas que trabajaron en el “cuarto de calderas” de la campaña del político. Sin embargo, la maldición de los Kennedy, que no solo se ceba con los miembros de la familia, acabaría alcanzándola esa madrugada.

El 18 de julio de 1969, Kopechne asistió a una fiesta en la isla de Chappaquiddick, en la exclusiva zona de Martha’s Vineyard. Allí se encontró con el senador Edward Kennedy, conocido como Ted, junto al que abandonó la fiesta sin comunicárselo a nadie. De hecho dejó en el lugar su bolso y las llaves del hotel en el que estaba alojada, lo que invita a pensar que sus planes eran regresar más tarde al lugar.

Sin embargo, nunca lo hizo. El coche en el que viajaban Mary Jo y Edward Kennedy, que era quien conducía, cayó a un pantano y comenzó a sumergirse. El político pudo abandonar el automóvil, pero ella quedó atrapada dentro y falleció ahogada. El escándalo arruinó la carrera a la Casa Blanca de Edward Kennedy que, aunque se declaró culpable de abandonar el lugar sin ayudar a la mujer, no pudo explicar por qué se marchó a su hotel a dormir y no llamó a las autoridades hasta la mañana siguiente. El caso inspiró a Joyce Carol Oates el libro Agua negra y una de las tramas de la serie Sucession recuerda mucho al caso Kopechne-Kennedy.

PAMELA KELLEY

Pamela Kelley era la novia de David Anthony Kennedy, cuarto hijo de Robert Kennedy con su esposa Ethel Skakel y, por tanto, sobrino de JFK.

En 1973, mientras Pamela y David Anthony realizaban un trayecto en Jeep, el vehículo, que era conducido por el hermano de David Anthony, Joseph Kennedy II, volcó y provocó daños de diversa consideración a los pasajeros. Los más graves fueron los de Pamela, que quedó paralítica, y los de David Anthony, que sufrió lesiones en una vértebra. La policía probó que el hecho se debió a la conducción temeraria de Joseph Kennedy II y la familia fue obligada a indemnizar a Pamela y sufragar sus gastos durante años.

JOSEPH PATRICK KENNEDY (1888-1969), PADRE DE JFK

Es el patriarca de la saga familiar. De su matrimonio con Rose Fitzgerald nacieron nueve hijos: Joseph Patrick Jr., John, Rose Marie, Kathleen, Eunice, Patricia, Robert, Jean Ann y Edward. Fue embajador, político y empresario.

A diferencia de otros miembros de la familia Kennedy, Joseph Patrick no falleció de forma violenta. Sin embargo, pasó los últimos años de su vida con grandes limitaciones de comunicación y movilidad derivadas de una embolia sufrida en 1961 y que acabarían causándole la muerte en noviembre de 1969 Para hacerlo todo aún más triste, entre las limitaciones de Joseph Patric Kennedy no estaban las cognitivas, por lo que, a pesar de su estado, fue plenamente consciente de los asesinatos de sus hijos John y Robert, así como de los problemas de Edward en Chappaquiddick.

ARISTÓTELES ONASSIS (1906-1975), SEGUNDO MARIDO DE JACKIE KENNEDY

Aristóteles Onassis se casó con Jacqueline Kennedy en 1968. Aunque la viuda del JFK no era una Kennedy de nacimiento sino por matrimonio, si se atiende a la mala racha que vivió el armador griego desde entonces, todo apunta a que se llevó consigo la supuesta “maldición de los Kennedy”.

El matrimonio con Jacqueline Kennedy, que a partir de entonces comenzaría a ser conocida como Jackie O (de Onassis), no fue tan idílico como el empresario griego había deseado. La exprimera dama era caprichosa, voluble y obligaba a su esposo a satisfacer sus excentricidades por caras y absurdas que fueran. Por ejemplo, que el avión privado del armador recorriera diariamente trescientos kilómetros para que Jackie tuviera su pan favorito para desayunar.

Harto de ese estilo de vida, Onassis intentó reconquistar a Maria Callas, su anterior pareja, pero la cantante lo rechazó. A estos reveses sentimentales se sumaría un hecho que dejaría a Onassis emocionalmente destrozado hasta su muerte: el fallecimiento de su hijo Alexander a consecuencia de las heridas sufridas en un accidente de aviación.

A finales de los cincuenta, Maria Callas mantuvo un romance con Aristóteles Onassis que fue todo un escándalo porque ambos estaban casados. A pesar de que tuvo que aguantar todo tipo de críticas y desplantes, Callas salió adelante porque, al fin y al cabo, estaba viviendo una relación con la persona que amaba y con la que planeaba casarse.

El matrimonio de Onassis y Callas no acababa de celebrarse por algo tan absurdo como las dificultades a la hora de fijar la fecha. Cuando no era la apretada agenda de la cantante, eran los compromisos del empresario, que acabó teniendo un affaire con Jacqueline Kennedy. Para continuar la relación, la exprimera dama le exigió casarse, argumentando que era católica y, según decía, no soportaría que sus hijos la vieran salir con un hombre sin estar casados.

Aristóteles Onassis aceptó y Maria Callas nunca se lo perdonó. Cuando el armador quiso volver con la artista, ella no aceptó aunque los dos reconocieron que el otro había sido el amor de su vida.



Fuente: Matan a Robert Kennedy, favorito para ser presidente

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here