Por: Phillip Butters / AQP y las provincias abandonadas por Vizcarra

0
213


Columna Phillip Butters
Columna Phillip Butters

Por: Phillip Butters / La visita de fin de semana de Martín Vizcarra y de Pilar Mazzetti a Arequipa, vaya que ha despertado iras, resentimientos y odios de parte del telúrico pueblo arequipeño, para con este Presidente, que no ha parado de mentir durante toda la pandemia. Y por supuesto, esto ha generado un efecto dominó, es decir, en diversas otras capitales de provincias del Perú, la indignación se ha generalizado. Para comenzar, el hospital III de EsSalud de Arequipa le ha exigido al Gobierno un estado de ¡CALAMIDAD NACIONAL!, simple y llanamente, dicen que el Gobierno no ha cumplido con sus obligaciones, que no tiene los requerimientos mínimos de trabajo, que le faltan camas, respiradores, equipos de protección personal, profesionales y sobre todo, oxígeno. Exactamente, y en el mismo tenor también muy confrontacional el Colegio de Abogados de Arequipa dice que esto es una situación de ¡CATÁSTROFE NACIONAL! y le exige al Gobierno cumplir sus obligaciones y asumir sus responsabilidades funcionales, civiles y penales con respecto a los muertos y a la pandemia en Arequipa. Que no les extrañe que de un abogado arequipeño nazca la acusación contra el Presidente de la República y contra su ex Primer Ministro Vicente Zeballos, seguramente también contra el sádico de Zamora. Y, si no rectifica rumbos, Cateriano y Pilar Mazzetti van a estar incluidos en una denuncia penal por genocidio, omisión de funciones y por supuesto, por negligencia punible, habida cuenta que la situación, -según los abogados arequipeños-, es insostenible. La situación en Arequipa es tal que ya las donaciones consabidas de Cerro Verde, con respecto a equipos de oxígeno se ha esfumado. Antes de ayer, la donación de la Southern Perú Copper Corporation, es una empresa que todo el mundo sabe, tiene intereses en Tía María y que evidentemente, genera determinada animadversión entre los pobladores del Valle del Tambo, pero resulta un absurdo que alguien como Vicente Zeballos se haya podido dedicar a entorpecer la donación de una planta de oxígeno. Evidentemente, cualquier cosa puede pasar por la mente tan obtusa y oscura de alguien como Zeballos. Pero ahí no queda la cosa, la empresa Gloria que, es acaso la empresa privada más grande de Arequipa, de capitales evidentemente “characatos”, ha hecho que la familia Rodríguez se ponga de pie a donar otro equipo de oxígeno, cosa que no les compete, porque como todo empresario nacional paga sus tributos, pero como son arequipeños, no pueden estar mirando de costado una situación de evidente desastre. Y a eso se suman colectas de la Cámara de Comercio de Arequipa y diversas instancias de la sociedad civil arequipeña, que hacen lo propio, que no se ha hecho penosamente en Quillabamba, en el Valle de La Convención en el Cusco, donde han tenido que hacer una “Quillatón” para rifar electrodomésticos y poder comprar en Colombia una planta de oxígeno que próximamente va a ser instalada en ese tan histórico valle del “ombligo del mundo”. Lo propio ha pasado en Nazca. Sí, tal como lo lee usted amigo de LA RAZÓN, la Asociación de Galleros de Nazca ha hecho una colecta para también comprar una planta de oxígeno, exactamente lo mismo hizo el Arzobispado de Huacho, una colecta para que la gente pueda comprarse su planta de oxígeno. Las donaciones se suceden en Chimbote, Lambayeque, Chiclayo, Piura y en Tumbes. La situación es evidentemente desesperada en Tocache, Ucayali, Tarapoto y en Iquitos, donde hay un informe que dice que ya el 70% de los iquiteños han contraído el Covid-19, pero que pese a ello, hay 150 mil peruanos de esa ciudad que pueden todavía caer en la enfermedad. La situación de la pandemia en Lima azota, no solamente el Callao y los hospitales del Centro de Lima, llámense Almenara, María Auxiliadora, Loayza, Dos de Mayo y por supuesto, el emblemático Rebagliati, que está, dicho sea de paso, a cinco minutos caminando de los principales canales de televisión, que se hacen “los locos” para no chocar con la intocable Fiorella Molinelli. La situación de la pandemia es horrorosa y Arequipa se ha puesto de pie y ha puesto en pie a muchas provincias del Perú. A ver si van a hacer una encuesta de Ipsos Apoyo o de Datum en la ciudad del Misti, vamos a ver qué pasa con la lava que va a caer en la cabeza de Urpí Torrado o de este señor de apellido Torres que regenta Ipsos “yo te apoyo”.

 



Fuente: Por: Phillip Butters / AQP y las provincias abandonadas por Vizcarra

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here