Más reclamos por cobros de luz – Diario UNO

0
91


Las empresas se están reinventando y adaptando a la actual coyuntura y seguirán requiriendo activamente ta­lento. ¿Qué estrategias deben implementar las personas que piensan recolocarse en un nuevo empleo? Carlos Roca Rey, Consultor Asociado de LHH DBM Perú, comparte al­gunas recomendaciones desde su experiencia como consul­tor en outplacement.

1. Recuperar la confian­za: La desvinculación representa una oportunidad de reinventarse y de plantear­se, tal vez por primera vez, qué es lo que uno realmente quiere hacer. Es importante autoconocernos y preguntar­nos ¿Qué sabemos hacer? ¿Qué queremos hacer? ¿En qué tipo de organización encajaremos mejor?

2. Mensaje de salida y objetivo laboral: Debe­mos tener un mensaje de sa­lida claro. ¿Cuál fue el motivo de salida?, ¿Cuál es nuestro objetivo laboral actual? ¿Qué cargo quiero tener, en qué tipo de empresa, en qué sector o sectores y en qué ubicación geográfica?

3. Presentación per­sonal: Necesitamos contar con una presentación

corta, de 90 segundos como máximo. La idea es realizar un recuento cronológico de nuestra trayectoria laboral destacando los logros más importantes, con­siderando que existen muchas probabilidades que en las entre­vistas una de las preguntas sea: háblame de ti.

4. CV orientado a logros: Es necesario preparar un CV de máximos 2 páginas orientado a logros profesionales y que resalte nuestras habilida­des duras y blandas. En base a este documento debemos pre­

parar también un buen perfil en LinkedIn a fin de tener presencia en medios digitales.

5. Preparación para entrevistas: Debe­mos prepararnos para desarrollar entrevistas exitosas, que en estos días se realizan de for­ma virtual, mediante el estudio de preguntas y res­puestas típicas, así como realizando entrevistas simuladas identificando nuestras oportunidades de mejora.

6. Plan de Marketing: La primera etapa está dedicada a construir nuestra marca personal. Luego viene la segunda etapa que consiste en desarrollar un Plan de Marketing personal. De­bemos tener claramente definida nuestra propues­ta de valor: qué es lo que nos distingue, lo que nos hace únicos, así como las razones por las que debe­rían contratarnos.



Source link

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here