Iniciativa de Marruecos en el conflicto libio recibe elogios de la comunidad internacional.Por Ricardo Sánchez Serra

0
109


El conflicto libio parece no terminar. Han muerto cerca de 1 000 personas y ha causado 5 000 heridos y 140 000 desplazados en las confrontaciones en los últimos meses y el país está devastado.

Sin embargo, hay una luz al final del túnel. Marruecos ha facilitado el diálogo en su territorio de las dos fuerzas beligerantes, que los países del orbe observan con esperanza y han elogiado los esfuerzos sin precedentes de la nación magrebí.

Iniciadas el
domingo en la ciudad marroquí de Bouznika al sur de la capital Rabat, las
sesiones del diálogo político libio entre las delegaciones del Alto Consejo de
Estado libio y el Parlamento de Tobruk avanza de forma «positiva y
constructiva». Se han obtenido «compromisos importantes», afirmó
el representante del Alto Consejo de Estado de Libia, Mohamed Khalifa Najm.

En un comunicado oficial
en nombre de las dos delegaciones, Najm expresó que el diálogo político entre
las dos delegaciones avanza de manera positiva y constructiva, y destacó que
las dos partes esperan lograr resultados positivos y concretos que puedan abrir
el camino hacia la culminación del proceso de un arreglo político integral en
todo el país.

Las discusiones,
agregó, han dado como resultado importantes compromisos que incluyen el
establecimiento de estándares claros destinados a erradicar la corrupción y el
despilfarro de fondos públicos y terminar con el estado de división
institucional.

Compromiso
internacional marroquí por la paz

En reacción a la
celebración de este dialogo, la Organización de las Naciones Unidas elogió el
«papel constructivo» de Marruecos, que ha contribuido desde el inicio
de la crisis libia a los esfuerzos tendentes a lograr una solución pacífica al
conflicto.

«Desde el
comienzo de la crisis libia, el Reino de Marruecos ha desempeñado un papel
constructivo y ha contribuido a los esfuerzos de la ONU para lograr una
solución pacífica al conflicto libio», subrayó el portavoz del secretario
general de la ONU, Stéphane Dujarric.

«El acuerdo
político libio firmado en 2015 en Skhirat testimonia el compromiso firme de
Marruecos para encontrar una solución a la crisis libia junto a las Naciones
Unidas», dijo en una declaración distribuida a la prensa internacional
acreditada ante la organización mundial.

«Estamos
convencidos de que esta última iniciativa de Marruecos tendrá un impacto
positivo en la facilitación por la ONU del diálogo político conducido y dirigido
por los libios», apuntó el portavoz.

El secretario
general de la ONU, Antonio Guterres, «apoya todas las iniciativas que
ayuden a avanzar y complementar los esfuerzos de paz en curso» para la
resolución de la crisis libia, dijo su portavoz en Nueva York en referencia al
diálogo libio que comenzó el domingo en Bouznika entre las delegaciones del
Parlamento libio y el Alto Consejo de Estado.

Hacia
un diálogo constructivo

Por su parte, La
Unión Africana (UA) ha elogiado los esfuerzos de Marruecos al reunir a los
representantes del Parlamento libio y del Alto Consejo de Estado para relanzar
el proceso de una solución política a la crisis libia.

«Aplaudo los
esfuerzos de Marruecos al reunir a los representantes del Parlamento libio y
del Alto Consejo de Estado con el fin de relanzar el proceso de una solución
política a la crisis libia», afirma el presidente de la Comisión de la UA,
Moussa Faki Mahamat, en un tweet publicado anoche.

El presidente de la
Comisión de la UA «alienta vivamente a las partes a seguir en este camino
para la salvación del pueblo libio», dice el tweet.

A su vez, el Alto
Representante de la Unión Europea (UE) para Asuntos Exteriores y Política de
Seguridad, Josep Borrell, se congratuló de la iniciativa marroquí de acoger el
diálogo interlibio.

«Nos
congratulamos de la iniciativa marroquí de reunir a los miembros del Alto
Consejo de Estado y de la Cámara de Representantes libios en Bouznika»,
tuiteó el jefe de la diplomacia europea.

Según Borrell, se
trata de «una contribución oportuna a los esfuerzos de las Naciones
Unidas», señalando que «el compromiso de ambas delegaciones con una
solución pacífica del conflicto en Libia es alentador».

La Unión Europea
(UE) se había mostrado «agradecida a Marruecos por su papel activo»
en la resolución del conflicto libio.

«Estamos
agradecidos a Marruecos por su papel activo con las dos partes, en apoyo del
proceso liderado por la ONU», escribió a su vez el portavoz de la UE,
Peter Stano.

«La UE acoge
favorablemente cualquier iniciativa para apoyar el proceso de mediación
dirigido por la ONU y para avanzar en la resolución del conflicto libio a
través de un proceso político», añadió.

Conversaciones
de buena fe

Otras reacciones
han sido acogidas, en un comunicado, la Liga de los Estados Árabes afirmó que
«sigue el curso del diálogo libio que comenzó el domingo en Buznika, al
sur de la capital marroquí Rabat, por invitación del Reino de Marruecos, y que
reunió a las delegaciones del Parlamento libio y del Alto Consejo del Estado,
con el fin de avanzar hacia una solución política siguiendo la referencia del
acuerdo de Skhirat y seguir las diversas iniciativas propuestas para lograr la
deseada solución pacífica de la situación en el país».

En su comunicado,
la Secretaría General de la Liga Árabe llamó a todas las partes libias a
continuar sus compromisos de buena fe en todos estos esfuerzos por lograr una
solución nacional e integrada a la crisis libia en los ámbitos de la seguridad,
política y economía y bajo los auspicios de las Naciones Unidas, a fin de completar
la fase de transición que atraviesa el país, que culminará con la celebración
de elecciones legislativas y presidenciales.

A nivel del
continente africano, la organización regional Comunidad de los Estados Sahelo-saharianos
(CEN-SAD) subrayó que sigue con «particular atención y gran
satisfacción» las negociaciones inter-libias iniciadas el 6 de septiembre
de 2020 y que se enmarcan en la continuación del proceso Skhirat culminado con
el Acuerdo Político del 15 de diciembre de 2015.

En un comunicado,
la CEN-SAD se congratula de los saludables impulsos y los estímulos al diálogo
constructivo de Su Majestad el Rey Mohammed VI, quien, en este caso, crea las
condiciones del restablecimiento y de la consolidación de la paz y de la
armonía nacional mediante el diálogo fraternal.

Asimismo, la
CEN-SAD aplaude la «implicación personal e institucional» del
ministro de Asuntos Exteriores, Cooperación Africana y Marroquíes Residentes en
el Extranjero, Nasser Bourita, en la búsqueda de una solución negociada a la
crisis libia, que afecta fuertemente a los otros Estados miembros de la
CEN-SAD, según la misma fuente.

Por otra parte, la
CEN-SAD felicita a las partes libias que participan en este proceso por su
firme voluntad y su determinación de sacar a su país de la crisis y las insta a
aplicar las conclusiones de la Conferencia de Berlín, adoptadas por la
resolución 2015 (2019) del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, las
resoluciones pertinentes del Consejo de Paz y Seguridad de la Unión Africana y
las exhortaciones de la Cumbre Extraordinaria de la CEN-SAD celebrada en Yamena
el 13 de abril de 2019.

Igualmente, tanto
Estados Unidos, como Italia, han elogiado la iniciativa de Marruecos, en su
papel impactante de “facilitador” del diálogo entre las partes beligerantes,
que contribuye al proceso de la estabilización de la región.

Marruecos acogió el pasado domingo sesiones de diálogo libio entre las delegaciones del Alto Consejo de Estado y el Parlamento de Tobruk, con el fin de mantener el alto el fuego y abrir negociaciones para poner fin al conflicto entre los protagonistas libios.

Aún resuena que gracias a los esfuerzos del Reino, un acuerdo de solución política había sido firmado en Skhirat, el 17 de diciembre de 2015, bajo la égida de las Naciones Unidas. El mismo había permitido la creación de un Gobierno de Unidad Nacional con sede en Trípoli, bajo la autoridad de Fayez al-Sarraj.

Desde esta etapa
histórica, Marruecos, consciente de que la estabilidad de Libia es importante
para la seguridad de toda la región, no ha dejado de multiplicar las
iniciativas para poner fin a la crisis libia, promoviendo el acercamiento de
posiciones entre los diferentes protagonistas.

Debemos recordar
que, desde el derrocamiento de Muammar al-Gaddafi en el año 2011, Libia se ha
convertido en un Estado fallido y sin ley, en el que existen dos facciones por
el control del poder. Por un lado, el Ejército Nacional Libio, del general
Khalifa Haftar; y por el otro, el Gobierno de Acuerdo Nacional (GAN), del
primer ministro Fayez al Serrai, apoyado por las Naciones Unidas.

El gran obstáculo
para la paz e integración en Libia, es por una parte, la falta de una
institución como el Magreb, que pudo desde el principio influir en la
pacificación; y, por la otra, el intervencionismo de muchas potencias
internacionales y países implicados en favorecer por separado a las partes en
conflicto.

Marruecos ha
encendido el faro de la paz.

Por Ricardo Sánchez Serra.Analista Internacional



Fuente: Iniciativa de Marruecos en el conflicto libio recibe elogios de la comunidad internacional.Por Ricardo Sánchez Serra

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here