¿Vacancia presidencial otra vez?… Por Octavio Huachani Sánchez

0
100


La democracia en nuestro país navega por aguas procelosas y muchas veces turbias. Al acecho permanecen, ocultos en las sombras de sus ambiciones, algunos congresistas ávidos de llegar a Palacio usando las vías más cortas. Veamos

El presidente Martín Vizcarra, se defendió nuevamente de las críticas tras la difusión de un (…) audio de su conversación (…) y consideró que “se quedará a medio camino” cualquier iniciativa de vacancia en su contra (…)

Esto sucedió el trece de agosto del 2019 tras la difusión
de un audio donde el presidente sostuvo un
diálogo con las autoridades de Arequipa por el proyecto Tía María y el pedido
de vacancia fue formulado por el excongresista Mauricio Mulder.

Y ahora, de tres años después que el Congreso lo destituyera de su cargo
de Contralor de la república, Edgar Alarcón, hoy congresista y presidente de la
Comisión de Fiscalización del Parlamento presentó un USB que contenía tres
conversaciones.

En la primera conversan el presidente Vizcarra, su secretaria Miriam Morales y
la todavía secretaria de palacio, Karen Roca. En la grabación se nota
claramente que Karen Roca cuida mucho cada una de sus palabras y más bien, se
esmera en victimizarse.

En la segunda grabación se escucha al mandatario en conversaciones non
sanctas con sus asesores y la secretaria general de Palacio Mirian Morales.
Todos tratan de coordinar las fechas y ocasiones en que Richard (Swing)
Cisneros visitó a Palacio de Gobierno para entrevistarse con el presidente. El
temor presidencial radicaría en que su intervención en los contratos de
Cisneros podrían ser consideradas como tráfico de influencias, lo que si
constituiría un delito.

El tercer audio es delirante. Esta vez solo dialogan Richard Cisneros y
la ahora exsecretaria de palacio, Karen Roca quien se queja del maltrato
presidencial quien supuestamente la llamó desleal. Mientras Roca gimotea,
Cisneros, ganado por su
histrionismo, se lanza un discurso tratando de demostrar que tan poderoso era
desde el gobierno de Kuczynski a quien ordenaba que debía hacer o decir.
Delirante.

¿Y ahora?

Mientras el Congreso se ha declarado en sesión permanente para coordinar
las acciones a tomar, el presidente Martín Vizcarra en su mensaje a la Nación
desafió a que lo investiguen. No tengo nada que ocultar, dijo.

Sin embargo si bien reconoció la validez de los diálogos no aprovechó la
ocasión para explicar, no al Congreso, sino al pueblo en general sobre el
motivo de las coordinaciones de esas sospechosas coordinaciones sobre el Caso
Cisneros.

Sobre la validez legal de los audios el exprocurador Luis Vargas
Valdivia señaló que los audios pueden ser de procedencia ilegal pero si
permiten llegar a esclarecer un hecho ilegal son aceptadas de acuerdo a una
resolución de la Corte Suprema de Justicia.

En sentido contrario, el constitucionalista Omar Cairo afirma que el contenido de los audios no pone al
presidente en causal de vacancia. “Si las escuchas en los que habla Vizcarra
son producto de un chuponeo, no tienen valor legal”, dijo.

Lo cierto es que abogados y constitucionalista coinciden en
señalar que es a la Fiscalía a quien corresponde iniciar las investigaciones
para corroborar denuncias y hechos.

Un Congreso como el actual que toma decisiones muy rápidas
con fines altamente políticos, es poco confiable, arguyen.

A propósito, no hay que olvidar que la semana pasada el
presidente Martín Vizcarra se negó a acudir al Congreso que iba a ver el mismo
tema. Ante ello el
presidente del Congreso, Manuel Merino, declaró que a quien “más le convendría”
acudir a la Comisión de Fiscalización y Contraloría del Parlamento es al propio
jefe de Estado, Martín Vizcarra, a fin de responder por los contratos a favor
del cantante Richard Cisneros y otros con el Estado (sin duda se refirió a los
amigos del Presidente).

De aquí en adelante cualquier cosa puede
pasar. En el Congreso pueden plantear la figura de “incapacidad moral” que se
presta para varias interpretaciones y que conduciría a Merino a Palacio de
Gobierno.

De darse esto ¿Cómo quedarían las
aspiraciones presidenciales de los candidatos de los partidos que ya están
calentando motores? ¿Merino se confirmará con ponerse la banda presidencial por
tan solo ocho meses?

Esta tragicomedia política se da en
medio de una crisis sanitaria que ha provocado miles de muertos en nuestro país
y con un pueblo ávido de más bonos familiares y ayuda social; de millones de
peruanos sin trabajo y con una economía cuyas arcas languidecen de tanta ayuda
social.

¿Sabrá a lo que se enfrentará el sucesor
de Vizcarra?



Fuente: ¿Vacancia presidencial otra vez?… Por Octavio Huachani Sánchez

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here