Perú lleva treinta años sin conseguir reducir los embarazos adolescentes

0
102


Al menos una de cada diez adolescentes en Perú está embarazada o ya es madre, una proporción que no desciende desde hace treinta años, lo que suscitó la preocupación de los especialistas este sábado, día central de la semana de la Prevención del Embarazo Adolescente (PEA).

Mientras en estas tres últimas décadas Perú ha conseguido notables descensos en sus tasas de pobreza, anemia y desnutrición crónica infantil, los embarazos adolescentes han permanecido inalterables e incluso están levemente por encima de las cifras de inicios de los años 90.

Si a principios de aquella década la tasa de embarazo adolescente rondaba el 11 %, ahora es del 12,6 %, según los últimos datos oficiales difundidos en 2018 en la Encuesta Demográfica y de Salud Familiar del Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI). Esto equivale a que más de 122 000 adolescentes de entre 15 y 19 años ya eran madres en el último censo nacional que se realizó en 2017, algunas de ellas de más de un hijo.

 INDICADOR INADMISIBLE

«Es inadmisible que sea el único indicador que se mantiene desde hace treinta años», dijo en una entrevista a Efe la directora ejecutiva del Centro de Promoción y Defensa de los Derechos Sexuales y Reproductivos (Promsex), Susana Chávez.

Aunque las cifras oficiales no lo reflejan, el problema también afecta a las menores de 15 años, pues durante 2018 se registraron en Perú 2.325 nacimientos de madres de adolescentes de entre 12 y 14 años, un promedio de al menos seis diarios.

El anhelado descenso de los embarazos adolescentes no se ha producido ni siquiera tras haberse duplicado el gasto público para su prevención entre 2012 y 2018, de 10 a 25 millones de soles (de 2,78 a unos 7 millones de dólares).

 SITUACIÓN EMPEORA

Para Chávez, la situación actual es mucho peor porque, a diferencia de 1990, ahora los y las adolescentes tienen mayor acceso a métodos anticonceptivos, tecnología, información y medios de comunicación. «Y no ha cambiado nada. Por eso digo que hay un recrudecimiento de la situación», apuntó.

Los embarazos adolescentes son más frecuentes en las adolescentes que viven en hogares bajo el umbral de la pobreza y en el ámbito rural, donde la media se dispara hasta afectar a casi una de cada cuatro mujeres de entre 15 y 19 años. Por ello, Chávez advirtió de que, lejos de reducirse la tasa de embarazos adolescentes en los próximos años, habrá un aumento acompañado del repunte de la pobreza económica, producto de la crisis causada por la pandemia.



Source link

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here