-5 pasos que explican por qué el caso Cuellos Blancos está a punto de morir

0
112


Estas últimas semanas, mientras el Congreso intentaba hacer un golpe de Estado y Richard Swing hacía shows gratuitos por tele, los investigados por el caso Cuellos Blancos se frotaban las manos.

¿Qué? ¿Acaso ellos también querían vacar a Vizcarra?

No. Lo que pasaba caleta era la broncaza interna entre fiscales que investigan el caso. Ayer en Cuarto Poder, Anuska Buenaluque explicó con manzanitas lo que estaba pasando y el riesgo que había por esta extraña bronca que más o menos podemos resumirla así:

  • Todo estaba bien. Rocío Sánchez tenía sus aspirantes a colaboradores eficaces y la investigación continuaba.
  • Hasta que todo empezó a ir relativamente mal. Los colaboradores aspirantes soltaron dos pepas: la intromisión de los Cuellos Blancos en el Jurado Nacional de Elecciones y la Onpe; y una supuesta irregularidad en la elección de la mismísima Zoraida Ávalos.

Pero empecemos desde el principio para poder tener una imagen completa de todo este chongo.

1. Los aspirantes a colaboradores salen a pedir ayuda

El 3 de setiembre pasado, en el programa de Mávila Huertas en Canal N, el exasesor del extinto Consejo Nacional de la Magistratura, Pablo Morales, aspirante a colaborador eficaz, dio la primera alerta de lo que estaba sucediendo.

  • A pesar de que desde hace dos años colabora con información para la investigación sobre los Cuellos Blancos entonces a cargo de Rocío Sánchez, el fiscal supremo Jesús Fernández Alarcón realizó un pedido de prisión preventiva en su contra.

¿Por qué es conflictivo que pida prisión preventiva?

  • Si una persona está en un proceso de colaboración con un despacho del Ministerio Público, esto quiere decir que la condena en su contra puede amortiguarse. No se le libera de responsabilidad pero sí atenúa una eventual sentencia a cambio de información para que las cabezas caigan.
  • Que otro despacho fiscal solicite la prisión preventiva para este aspirante a colaborador es contraproducente, pues coloca a la persona que está dando información entre continuar su cooperación o ejercer su defensa.

Pablo Morales advirtió esta situación, sin embargo, la fiscal de la Nación, Zoraida Ávalos parece avalar las acciones del fiscal supremo Jesús Fernández Alarcón porque hasta ahora no hace nada al respecto. Y aquí tenemos que detenernos en quién es este personaje.

2. Jesús Fernández Alarcón

En julio del año pasado, Zoraida Ávalos ordenó que Fernández Alarcón «se avoque al conocimiento exclusivo de las investigaciones penales por los delitos de crimen organizado, corrupción de funcionarios y conexos que estén relacionados con el denominado caso “Los Cuellos Blancos del Puerto”.». O sea, le dio el poder sobre el caso Cuellos Blancos.

Cuando fue nombrado, las alertas saltaron tanto que el propio Fernández Alarcón tuvo que salir a decir que no era un cuello blanco. 

Imagen: La República

Imagen: La República

¿Y por qué tanta alharaca?

¿Recuerdan que más arriba dijimos que los colaboradores estaban chismeando sobre la intromisión de los Cuellos Blancos en el JNE y la Onpe en el 2016? En esa época, cuando el JNE decidió retirar la candidatura de Guzmán de la contienda, el pleno de esa institución estaba integrado por las siguientes personas:

  • Francisco Távara.
  • Baldomero Ayvar.
  • Carlos Cornejo.
  • Jorge Rodríguez.
  • Jesús Fernández Alarcón. 

Fernández Alarcón no solo fue miembro del pleno, también fue el ponente del caso Guzmán. Y, ¿saben cuál fue su postura? 

Sí, en contra de la candidatura de Guzmán.

Precisamente sobre cómo fue que Guzmán quedó fuera de la elección en el 2016 es que los colaboradores eficaces han hablado y tienen información. Ahora que ya sabemos esto hay algo que nos hace pensar que todo encaja y vamos a rebobinar lo que tenemos:

  • Los colaboradores empiezan a soltar información, una de ellas es la intromisión de los Cuellos Blancos en el JNE y la Onpe.
  • Uno de los miembros del JNE cuando pasó esto fue Fernández Alarcón.
  • No solo fue miembros, sino también ponente en contra de la candidatura de Guzmán.
  • Coincidentemente, Zoraida Ávalos le da poder sobre ese caso por el que posiblemente sea investigado.
  • ¿Y qué hace Fernández Alarcón? Pide prisión preventiva para las personas que juuuusto están cantando sobre lo que pasó en el 2016.
  • Por tooooooooodo esto es bien raro que Zoraida Ávalos siga conservando al tío como uno de los fiscales del caso Cuellos Blancos. 

Y sobre este último punto también hay información que salió…

3. En una columna de Ricardo Uceda

Otros aspirantes a colaboradores eficaces de la investigación que empezó Rocío Sánchez acudieron al periodista Ricardo Uceda. Lo que cuentan es muy pero muy delicado.

¿En qué se sostiene tamaña afirmación?

  • Efectivamente, Zoraida Ávalos fue una de las fiscales que votó a favor de que el mítico Carlos Ramos Heredia, el destituido fiscal de La Centralita, sea fiscal de la Nación.

Ahora, volvamos a rebobinar:

  • La fiscal de la Nación que podría ser investigada por el caso Cuellos Blancos decide que otro fiscal que también podría ser investigado por el mismo caso se haga cargo de eeeessseeee mismo caso.
Fue lo único que se nos vino a la mente al ver toda esta situación. Imagen: Útero.Pe

Fue lo único que se nos vino a la mente al ver toda esta situación.
Imagen: Útero.Pe

Pero no es lo único. A los nombramientos se sumó la excusa perfecta para alejar a Rocío Sánchez de la investigación.

4. El chat fatal

Imagen: Panorama

Imagen: Panorama

Panorama publicó hace unas semanas un chat entre la fiscal Rocío Sánchez y el asesor de Julio Guzmán cuando este le hacía una consulta sobre un aviso de notificación del Ministerio Público. La explicación de esa conversación es simple: 

  • Carlo Magno Salcedo y Julio Guzmán están en calidad de testigos en el caso Cuellos Blancos y la infiltración en el JNE.
  • Al líder del partido Morado le notificaron por una investigación del caso Lava Jato, pero él no lo sabía.
  • Carlo Magno pensó que podría tratarse del caso que la fiscal estaba investigando y por eso preguntó si era de su despacho.

A estas alturas, se puede entender que ese chat inocuo solo fue una excusa para poder separar de manera progresiva y sistemática a Rocío Sánchez del caso Cuellos Blancos. Aunque ahora enfrentadas, Rocío y Sandra Castro fueron las encargadas de destapar la podredumbre en el sistema judicial.

Y sobre esto último pasaremos al punto final de este post:

5. Sacar a Rocío y poner en riesgo todo

El pleito en los titulares. Imagen: Web Gestión

El pleito en los titulares.
Imagen: Web Gestión

Desde que salió a la luz el chat, el Ministerio Público se volvió un lugar mucho más hostil para la fiscal Rocío Sánchez. Decimos mucho más porque hace meses que ya no sentía el respaldo de sus superiores. La fiscal de la Nación Zoraida Ávalos tomó medidas después del chat:

  • Rocío Sánchez fue sometida a un proceso disciplinario.
  • Sandra Castro fue nombrada coordinadora del equipo especial Cuellos Blancos, antes de eso era la encargada de recolectar los audios y el enlace con otros despachos. Es decir, a Rocío se le quitó todo el poder sobre el caso.
  • Desde entonces, a la fiscal Sánchez la hostigan solicitándole informes y todo tipo de documentación a diario, cuando antes ella pasaba revista una vez al mes.
  • Entre la documentación que le exigen entregar están las carpetas de sus aspirantes a colaboradores eficaces con información contrastada y otra por contrastar. Todo ello es de carácter reservado y un trabajo realizado por ella a lo largo de poco más de dos años.
  • No solo eso. En Cuarto Poder, Sánchez informó que la fiscal Castro avisó a las autoridades policiales que ella (Rocío) ya no tenía competencia sobre el caso Cuellos Blancos.

Debilitada Rocío y con Fernández Alarcón pidiendo prisión para colaboradores eficaces, el caso más grande de corrupción en el sistema de justicia corre peligro.

Un reportaje de Anuska Buenaluque en Cuarto Poder este último domingo advirtió que al menos cuatro colaboradores eficaces están a punto de dejar de apoyar las investigaciones para ejercer su defensa ante la arremetida del supremo Fernández Alarcón y la salida de la fiscal en quien confían, Rocío Sánchez.

El reportaje hace una breve reseña de todas las investigaciones que podrían perderse:

Colaborador 0108-2018:

  • Ayuda a empresario de la pesca negra, Óscar Peña Aparicio.
  • Designación de Armando Mamani Hinojosa como fiscal adjunto en delito de corrupción de funcionarios en Tacna. Aquí está implicado el ex CNM, Julio Gutiérrez Pebe.
  • Designación de servidora judicial a cargo de juzgados supernumerarios del Callao a cargo del juez supremo César Hinostroza Pariachi.
  • Favorecimiento a empresas para obtener buena pro para la licitación de servicios de limpieza en el Ministerio Público.
  • «Favorecimiento a Guillermo Aliaga, gerente del restaurante Cascajal y de la Corporación Gráfica Aliaga, donde está metido su hijo el congresista».

Los demás colaboradores han delatado sobre asuntos que tienen que ver con lo que sucedía en las siguientes instituciones:

  • CNM.
  • JNE.
  • ONPE.
  • Sobre la presunta inscripción irregular del partido Podemos Perú.
  • Hay información sobre fiscales supremos, jueces supremos y nombramientos de funcionarios de alto nivel.

Si las personas que confiaron en Rocío Sánchez para soltar información sobre los delitos cometidos en el sistema judicial dejan de colaborar, todo lo recolectado, todos los audios que pusieron en evidencia a César Hinostroza y a sus hermanitos será por nada. En medio de esto, Rocío Sánchez está a punto de renunciar a su cargo.

Hay algo más que simples diferencias en el Ministerio Público. Y solo el tiempo se encargará de aclarar las verdaderas intenciones de aquellos que todavía tienen poder en la Fiscalía.



Source link

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here