-Testimonio de sobreviviente de las marchas nacionales: “¿Por qué me atacaron?”

0
59


Ya. Fuiste a la marcha. Tu voz se hizo escuchar. Sagasti es presidente. Pero perdiste un ojo, unos dientes, te cayó una bomba lacrimógena, dos perdigones en el tórax, te secuestraron dos días sin comida y te golpearon. ¿Quién se hace cargo? ¿Dónde están los responsables? Este gobierno tiene que hacerse responsable de los heridos y de las familias que lloran a sus muertos. Muy conmovedor el poema de Vallejo, pero el Perú en sí mismo es un poema, y más emocionante si todos tenemos acceso a las mismas oportunidades. Somos un país de desaparecidos y de familias destrozadas, no merecemos más impunidad. Se supone que la policía es la fuerza del orden, pero la noche del jueves 12 abusaron de su poder con estudiantes que no tenían armas ni la intención de atacar… Es muy simbólico, ir a gritar tus derechos y que te destrocen la boca con un explosivo, como le sucedió a Jean Franco Cabrera. Empezamos esta entrevista conversando con su hermano Paul.

Foto: Juan Zapata para Wayka.pe

 ¿Cuál es la situación de Jean Franco?

Le cayó un explosivo en el rostro. Tiene dos cortes profundos: diez y quince puntos. Uno lo tiene al lado de la frente y el otro al lado de la boca. Tiene que estar en reposo todo el día. En el hospital Dos de Mayo indicaron que los puntos los iban a sacar en siete días, y de ahí tiene que llevar una rehabilitación. Está desfigurado.

 

¿Y cómo te enteraste del accidente?

Estaba yendo a mi casa a cenar… Y me llama un amigo de mi hermano, diciéndome Jean Franco está siendo llevado al hospital Dos de Mayo. Ha sufrido un impacto en el rostro. En ese momento no pensaba en nada, me quedé en blanco. Me dijo Está mal, se ha desmayado. Entonces, con las mismas, fui al Dos de Mayo.

Jean Franco, antes de la marcha que le cambiaría la vida.

 

¿Qué cosa les han dicho los doctores?

Las heridas están frescas. En el Dos de Mayo nos dicen que tendríamos que ir a que le quiten los puntos, pero nada más. No se harán cargo de nada más. Y nos recetaron unas cremas, pero tú sabes que eso es lo básico, ¿no? Él necesitará ver a un especialista.

 

¿Puede hablar?

Sí habla, pero poco. Habla con dificultad. Los puntos son al lado de la boca.

 

Me gustaría hacerle unas preguntas a Jean Franco…

Sí, acá él te está escuchando…

 

Jean Franco, ¿por qué fuiste a la marcha?

Fui a protestar por mis derechos como cualquier estudiante. Quise marchar, quise hacer algo por mi país… Algo simbólico. Éramos dos grupos de estudiantes. Jóvenes. Tranquilos… Yo tengo 24 años y no soy terrorista. Fui porque me cansé de tanta corrupción… pero jamás pensé que algo así me pasaría.

 

¿Qué recuerdas de esa noche?

A las 8:40 pm pasó el accidente en la avenida Nicolás de Piérola. Bueno, no fue un accidente, fue un ataque. Los policías comenzaron a atacarnos al cuerpo. Me cayó un perdigón… Y una bomba lacrimógena… Es como una botella de Red Bull, de ese vuelo, eso me impactó en la cara. O sea, me cayó directamente en la cara.  En ese momento yo me caigo sobre la pista, y al ver la sangre chorreando por mi cuerpo, comienzo a gritar. No entendía lo que me había pasado.  Comencé a tocarme la cara, y ahí fue donde me asusté y grité ¡Ayuda! Me auxiliaron y me llevaron al hospital Dos de Mayo. Me cosieron rápido el corte que tenía arriba de la ceja, al costado del labio. Y me acomodaron el tabique, que estaba desviado. Yo sabía que todo ese dolor era pasajero, lo más importante era mi vida, ¿no?

 

¿Y ahora, qué es lo que sigue?

Estoy en reposo. Con mucho esfuerzo mi familia quiere pagar un abogado… Pero el estado se debe hacer cargo de los heridos, ¿no? Somos varios heridos, y ojalá que se haga justicia… Porque hay tanta corrupción en este país que es difícil pedir por tus derechos…

 

¿A qué te dedicas?

Soy trabajador independiente. Impulsador, trabajo con mi imagen… Y ahora con el rostro desfigurado, ¿qué hago?

¿Cómo te sientes?

 Afectado… Doy gracias por estar vivo. Me siento agradecido con todas las personas que están ayudándome, pero… estoy desfigurado.

 

¿Qué te dice tu familia?

Mi madre… ya lo asimiló un poco, no lo aceptaba. Esto es una tragedia para la familia.

 

¿Qué necesitas?

Recuperarme. Quisiera que se haga justicia. Y es lamentable, ¿no? Porque quién sabe, hasta yo hubiese sido una de esas personas muertas, y es horrible esta sensación. ¿Quién me va a ayudar a solventar los gastos de la recuperación? ¿El estado? ¿La policía? Yo, la marcha la hice de forma pacífica. ¿Por qué me atacaron? Yo quería que mi voz se escuche y me callaron con un perdigón. Las cosas pudieron ser distintas. Esta generación hizo escuchar sus reclamos, pero a algunos le salió caro.

 

✪ Puedes colaborar con Jean Franco Cabrera por depósito al siguiente número Cuenta de Ahorro Sueldo Soles en Interbank es: 2003114770901

✪ Contactar al número: +51 902 713 762



Source link

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here