-3 razones por las que dejar que los privados vendan vacunas contra el covid parece ser una MUY mala idea

0
52


Mientras la pacatería sigue con la bulla por los tronchos que se ha fumado el congresista Daniel Olivares, hay otro tema que preocupa más: la autorización de Sagasti para que las entidades privadas (clínicas y laboratorios) puedan comercializar la vacuna contra el covid. La autorización preocupa por varios motivos que aquí te resumimos.

¿No habían dicho que no? Imagen: web del propio gobierno

Y el año pasado el actual viceministro decía que no. Imagen: web del propio gobierno

1. Que pasen los pudientes, que esperen los pobres

  • La expresidenta de EsSalud, Virginia Baffigo, en Canal N: «Van a ahondarse las inequidades en nuestro país. Las personas que tengan dinero van a poder acceder a la vacuna y los que no tengan tendrán que esperar el momento que ha planificado el Estado».
  • O sea, podría pasar lo que sucedió con las pruebas covid: también son repartidas gratuitamente por el Estado, pero para muchos es una odisea acceder a una (hay desabastecimiento constante) mientras que quienes pueden pagarlas (como Keiko) se las hacen al toque.

El roche no solo sería social sino también de salubridad. La doctora especializada en enfermedades infecciosas y tropicales, Ángela Uyen, ha explicado este punto, pues se pondría en riesgo a la población pobre vulnerable.

  • «Quienes se vacunen pueden trabajar, salir y gozar de privilegios. Tenemos ya muchas barreras de acceso como para añadir otra. Vulnerables no solo son obesos, crónicos y adultos mayores; también lo son los pobres, migrantes y quienes no acceden al sistema de salud».
  • «Las vacunas no tienen un 100% de eficacia. Si tenemos un grupo privilegiado moviéndose libremente, la transmisión va a continuar. ¿Y quienes serán afectados? Los no vacunados». O sea, los que no pueden pagar.

2. Los antecedentes de los privados

El mayor temor es el posible aprovechamiento de las clínicas o laboratorios en la venta de las vacunas. Algo parecido a lo que también ocurrió con las pruebas covid (que eran vendidas a precios abusivos a pesar de que eran procesadas gratuitamente en el INEN).

  • «Fallas de mercado: precios altísimos y no controlados, y publicidad engañosa de la industria farmacéutica», ha alertado Uyen como una de sus preocupaciones.
  • «La salud no puede ser motivo de lucro excesivo. Que tienen que tener una rentabilidad, desde luego, pero no un lucro excesivo», también ha dicho Baffigo.

3. El acaparamiento de privados

Otra inquietud es que las empresas privadas compitan con el Estado en la compra internacional de las vacunas y que terminen acaparándolas.

  • El Ministerio de Salud ha dicho que eso no ocurrirá porque los privados solo podrán comprarlas después de que el Estado vacune masiva y gratuitamente a la población.
Auguripos

Augurios.

Un intento de poner paños fríos

La principal defensa de la autorización de la venta es que si los privados también distribuyen la vacuna (previo pago, obvio), se ayudará al Estado a inmunizar a más gente.

  • Vocero del Colegio Médico, Alfredo Celis, en RPP: «Teóricamente [la vacuna] la debería administrar gratuitamente el Estado a toda la población, pero conocemos sus limitaciones. En vez de ver esto como un aspecto negativo, sería positivo (…) porque le descargamos al Estado la ración de la vacuna en un sector que lo puede adquirir».
  • La inquietud de Uyen vuelve a surgir: «Algunos dicen que si el privado vende vacunas y algunos acceden, se va a descongestionar el sistema de salud: ¿qué significa? Se descongestiona de ricos, (pero) quedan los pobres».

Aún hay un montón de dudas sobre esta puerta que el gobierno de Sagasti le ha abierto a los privados. Y más aún con los antecedentes de nuestra clase empresarial del sector salud. Por si acaso ve organizando tu rifa o tu pollada.





Source link

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here