conoce más de la cultura y belleza del Pueblo Wampis

0
69


La cultura del pueblo Wampis es una de las culturas precolombinas de la Amazonia peruana. Conoce más de su cultura y también de sus más grandes amenazas.

El Pueblo Wampis nos acoge con sus bellos paisajes.

La cultura del pueblo Wampis es una de las culturas precolombinas de la Amazonia peruana. Este grupo se ha caracterizado históricamente por un fuerte sentido de identidad, apego simbiótico a la naturaleza que ha marcado el sistema de vida y dominio amplio de las bondades y de los embates de la naturaleza que se expresa en su cultura milenaria.

Sus hermosos paisajes hacen que el pueblo se enorgullezca de su territorio, acogiendo con gran sencillez a sus turistas. Su verde panorama por donde lo veas y su maravilloso río son sus atractivos príncipales, además, de su cultura claro está.

La población indígena deleita también con su gastronomía, donde el sancochado de carne de mono es uno de los platos típicos ofrecidos a sus visitantes. el cual es acompañado con hojas de los cogollos de yuca o chonta. También cuentan con platos en base a carne de venado, sachavaca, sajino, huangana, motelo, aves del monte y peces de agua dulce. Estos suelen ser servidos con plátano sancochado y una pininga de masato o chicha.

¿Dónde está ubicada la Nación Wampis?

El territorio integral de la Nación Wampís se encuentra al norte de Perú y abarca tanto a zonas de la región Amazonas como de Loreto. Se ubica geográficamente en los distritos rio Santiago y Morona, siendo su extensión territorial de 1 327,760 has en las cuales se encuentran asentadas 22 comunidades Wampis tituladas, con 15, 300 habitantes aproximadamente (PNUD, 2013).

En el Norte el territorio de la nación Wampis limita con la frontera del Ecuador donde se hayan nuestros hermanos del pueblo Shuar. Por el Sur, se expande hasta la boca del río Santiago-Kanús (desembocadura al Marañón), con los territorios de las Comunidades Awajun de Domingusa y Marañón, el centro poblado de Borja, la Comunidad Awajun de Ajachim hasta llegar al caserío de Colpa Unidos en el Bajo Morona.

Por el Oeste compartimos territorio con las Comunidades Awajún del Río Cenepa, en cuyas cabeceras se encuentran las Comunidades de la nación Wampis de Putuim y Wichim, y la Cordillera del Cóndor bordeando el límite fronterizo con el Ecuador. Por el Este, está la cuenca del Río Morona-Kankaim hasta topar con los territorios de los Pueblos o Naciones Chapra y Achuar y los caseríos ribereños.

El territorio ancestral del Gobierno Territorial Autónomo de la Nación Wampis-GTANW es parte de la Iniciativa Cuencas Sagradas. Junto a otras 35 naciones originarias de la Amazonia norte del Perú y sur de Ecuador protegemos el corazón del planeta, un legado natural de más de 30 millones de hectáreas de bosque amazónico, no solo por ser la propia vida de las naciones originarias sino porque sus recursos son fuente de vida para la humanidad.

Sin embargo, la Nación Wampís se ha visto perjudicada por prácticas ilegales que destruyen el medio ambiente.

Los Wampis y su dura lucha contra la deforestación ilegal

Desde hace aproximadamente tres meses, comerciantes procedentes de Ecuador y Colombia ingresan al territorio de la Nación Wampís para extraer de forma ilegal maderas finas y topa (madera balsa) con la que retornan a su país para comercializarla.

“La frontera está abandonada desde muchos años, la ausencia permanente del Estado es el problema geopolítico binacional y esto ha generado una división en la población, ocasionando un conflicto social interno por la venta de palo de topa o balsa. Hemos presentado solicitudes al Estado para resolver este tema y aún no hay respuesta, solicitamos la presencia de una comisión multisectorial del más alto nivel del actual gobierno”, explicó Wrays Perez Ramirez, presidente del Gobierno Autónomo Territorial de la Nación Wampi.

La tala, venta y transporte de esta madera se ha intensificado en el periodo de emergencia sanitaria del COVID-19, debido a la creciente demanda desde el Ecuador y a la falta de control por parte de las autoridades competentes. Esta extracción sistemática afecta a distintos puntos del territorio de la Nación Wampís y estaría siendo impulsada por empresas intermediarias de capital ecuatoriano.

Actividades ilegales perjudica la salud de los pobladores

Según reportan los Wampís, el ingreso de personas ajenas a sus comunidades los somete a diferentes situaciones de riesgo como:

  • Eventuales fuentes de contagio pues no se sabe si los comerciantes de la madera balsa son portadores o no del COVID-19.
  • Se vulnera la paz de las familias Wampís, ante posibles conflictos entre comunidades y con los pueblos y naciones vecinas por el rechazo a la tala de madera topa dentro de los territorios de la Nación Wampis.
  • Se transgrede su tranquilidad, la presencia de personas foráneas ha generado graves problemas de índole social tales como el alcoholismo, acoso a mujeres y niñas, violencia y delincuencia.
  • Se atenta contra sus derechos territoriales, entre ellos, el derecho a su autonomía.

 El ingreso de madereros solo se logró paralizar por un tiempo breve, pero todo ha vuelto a la “normalidad” y se denuncia incluso un incremento en el paso de embarcaciones con herramientas para la extracción de topa desde el lado ecuatoriano hacia el peruano.





Fuente: conoce más de la cultura y belleza del Pueblo Wampis

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here