Descenso de “Perseverance” en Marte marca nuevo paso en la conquista del universo.Por Marco Touzett Luna

0
118


La carrera espacial, aquella que llevó en los años 60 a los Estados Unidos y la ex-Unión Soviética a una frenética competencia por el dominio del espacio exterior, abrió un nuevo capítulo.

El descenso del vehículo espacial Perseverance en Marte tras siete meses de travesía constituye un nuevo hito en la investigación aeroespacial. Su propio nombre (Perseverancia en español) brinda una idea de la importancia brindada a esta exitosa misión.   

El mensaje del jefe de misión, Swati Mohan fue escueto: “Se confirma que tocó tierra” emitido ayer a las 3.55 pm. (hora peruana). Once minutos demoró la señal en llegar desde Marte a la Tierra. Ello generó sonoros aplausos por parte de los integrantes del cuartel de operaciones del Laboratorio de Naves a Propulsión de la Agencia Aeroespacial de Estados Unidos (NASA). El cráter Jezero de 45 kilómetros de diámetro fue el lugar elegido para el exitoso descenso.

Tras un recorrido de 480 millones de kilómetros en los últimos meses, su descenso en Marte se registró al reducir en un lapso de siete minutos su velocidad de 20 mil kilómetros por hora y con ayuda de una grúa aérea, que le permitió descender suavemente en una maniobra calificada como peligrosa y denominada como “los siete minutos de terror”.

Asimismo, otro reto superado fue la fricción en el descenso de la nave, el cual alcanzó los 1,300 grados centígrados de temperatura, antes de abrir el paracaídas que sujetaba el vehículo “rover” encargado de explorar sobre ruedas de medio metros de diámetro en suelo de Marte.

“Perseverance” : Una maravilla tecnológica

El Perseverance es un moderno laboratorio espacial que cuenta con instrumentos de alta tecnología que permiten realizar experimentos, que incluyen la generación de oxígenos. Pesa más de una tonelada (exactamente 1,025 kilogramos), tiene 3 metros de longitud, 6 ruedas. 19 cámaras y dos micrófonos. Aunque es el quinto vehículo en explorar en “planeta rojo”, es el primero que está equipada con dispositivos de alta tecnología que harán posible una labor más específica.

La Super Cam cuenta con un láser que es capaz de vaporizar la roca y devolver información acerca de la conformación de la superficie marciana. Y el Detector Pixi cuenta con tecnología de rayos X fluorescentes, capaz de recoger rastros químicos de potenciales fósiles. 

En tanto el Radar Rimfax emite ondas que pueden alcanzar los 9 metros y detectar lo que hay debajo de la superficie del “planeta rojo”. El brazo de muestras de dos metros de longitud cuenta con un taladro e instrumentos para la recolección de muestras, las cuales son almacenadas. En los próximos meses se intentará recolectar 30 kilos de rocas y muestras de suelo para que sean enviadas de vuelta a la tierra en la década de 2030 para su análisis.

Presencia peruana

Las ingenieras peruanas Melissa Soriano y Jéssica Márquez son parte del equipo de la NASA que han llevado adelante esta proeza espacial. La Misión Mars 2020 cuenta con destacados profesionales aeroespaciales de todo el mundo y nuestro país no podía estar ausente. A ellas va nuestra felicitación y reconocimiento. Son un orgullo para el Perú.

Marte en la cultura popular

La palabra Marte, con el cual fue bautizado el cuarto planeta del sistema solar, corresponde a Marte, el dios romano no solo de la guerra, sino de la virilidad masculina. Su presencia ha sido inagotable fuente de inspiración de diversas manifestaciones del arte popular desde hace varias décadas. 

El libro “La Guerra de los Mundos” de H.G. Wells publicado en 1898, que narra una invasión marciana a la Tierra generó una recordada versión radiofónica de la RKO en 1938 a cargo de actor y director de cine Orson Wells. Su formato noticioso hizo que miles de personas entraran en pánico, al creer que se trataba de un hecho real. Y “Crónicas marcianas” de Ray Bradbury publicada en 1950 reúne una serie de relatos que lo han convertido en un clásico de la literatura de ciencia ficción. 

Asimismo, innumerables películas de categoría B en los años 50 daban cuenta de posibles invasiones marcianas, reflejo de los temores ante una eventual Tercera Guerra Mundial producto de la “Guerra Fría” entre las dos superpotencias mundiales. Más recientemente los filmes “Marcianos al ataque” de Tim Burton (1994), “Misión a Marte” de Brian de Palma (2000) y “Marte” de Ridley Scott (2015) reflejaron, desde diversas perspectivas, una visión más contemporánea del llamado “planeta rojo”.

Ya la música no podía quedar atrás. Canciones de rock de los años 70 como “Venus y Marte” de los Wings; “Vida en Marte” de David Bowie y más cerca, en Latinoamérica, el cha-cha-chá de los años 50 “Los marcianos llegaron ya” dan cuenta de la visión que se tenía sobre Marte entonces en la cultura popular. Incluso el nombre del grupo de rock estadounidense “30 Seconds to Mars” está inspirado en el “planeta rojo”.

Y en nuestro país, el Campo de Marte representa un clásico lugar de esparcimiento ubicado en la capital. Sucesivamente escenario de un hipódromo, desfiles escolares y festivales gastronómicos entre otros acontecimientos, representa un obligado punto de encuentro social.  

La Luna y Marte: Conociendo lo desconocido

Aunque el impacto mediático de este acontecimiento registrado ayer no se puede comparar, es imposible no recordar el 19 de julio de 1969 cuando los habitantes de la tierra apreciaron incrédulos la transmisión televisiva de la llegada del hombre a la Luna. La hazaña protagonizada por los astronautas Neil Armstrong, Michael Collins y Edwin “Buzz” Aldrin ha quedado en el inconsciente colectivo como uno de los momentos de mayor recordación en la historia moderna. Quizá habría que esperar la llegada del hombre a Marte para comprobar el impacto de un suceso de esta naturaleza.

Una precisión lingüística 

Finalmente, hay que precisar que el término “amartizaje” sería el más apropiado para este acontecimiento. El término “aterrizaje” utilizado por varios medios de comunicación nacionales e internacionales no es el más apropiado, pues lingüísticamente se refiere a nuestro planeta Tierra. Error en el que también incurrió el propio jefe de misión al dar cuenta del descenso de la nave, tal como señalamos en uno de los párrafos anteriores. El debate está abierto. Tarea para la Real Academia de la Lengua Española.

La llegada del hombre a Marte ahora representa el siguiente reto. Un nuevo desafío para la ciencia.

Por: Marco Touzett Luna



Fuente: Descenso de “Perseverance” en Marte marca nuevo paso en la conquista del universo.Por Marco Touzett Luna

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here