Pruebas Covid-19 en terminales terrestres – Diario UNO

0
182


Dos fiscalizadores de la Municipalidad de Lima fueron asaltados y arrojados a la piscina por un grupo de vecinos del Cercado de Lima donde, pese a la pandemia de COVID-19, bebían licor y celebraban en la vía pública.

Los fiscalizadores recorrían las calles de Cercado de Lima cuando se encontraron con un grupo de personas de la cuadra 13 del Jr. Gamarra, en el sector Manzanilla 1, que tenían una piscina en plena avenida pese a que está prohibido.

Los vecinos arrojaron a los dos fiscalizadores a la piscina, donde previamente se habían bañado otras personas. Ambos terminaron empapados e incluso uno de ellos fue asaltado.

“Los fiscalizadores se encontraron con una piscina en la cual había un promedio de 40 personas”, declaró Zuleika Prado, gerente de Fiscalización de la Municipalidad de Lima.



Source link

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here