Paro, aglomeraciones y nada de formalización – Diario UNO

0
55


El paro de transportistas llevado a cabo ayer en Lima por un grupo de empresas afectó el desplazamiento del público sobre todo en los conos de la capital donde el distanciamiento fue dejado de lado para poder conseguir una unidad con el fin de llegar al trabajo.

En el paradero Puente Nuevo en El Agustino, en el Puente Trujillo, en La Panamericana Sur (puentes Atocongo y Benavides) se notó una gran afluencia de usuarios que esperaron por más de 30 minutos para la llegada de un bus. En el óvalo de Ventanilla, hubo escaramuzas entre quienes apoyaban el paro y la Policía que terminó con un detenido.

La razón principal de esta medida de fuerza, según los empresarios del transporte, es el poco apoyo del gobierno durante esta segunda ola que volvió a restringir el número de pasajeros.

Sin embargo el motivo real sería presionar para que se les permita operar e incorporarse al Servicio Integrado de Transporte bajo las mismas condiciones en que trabajan actualmente.

LO QUE PROPONE LA ATU

La Autoridad del Transporte Urbano (ATU) emitió un comunicado respecto al pedido de los transportistas para la ampliación de la autorización por cinco años de manera automática.

Ante ello la ATU formuló una propuesta para la ampliación de hasta 5 años sujeto al cumplimiento gradual de requisitos como: GPS para las unidades, pago sin contacto, trabajadores en planilla, entre otros; con la finalidad de mejorar el servicio de transporte en beneficio de sus usuarios. Esta propuesta se realizó en la noche del martes y el paro se dio igual.

PARALIZACIÓN AL 70%

David Mujica, el vocero de los gremios de transporte que apoyaron el paro de 24 horas indicó que aproximadamente el 70% del servicio se suspendió en Lima y Callao.

“Los 6 gremios que se comprometieron al paro hoy (ayer) lo han acatado. En una primera evaluación es que se ha suspendido el servicio en un 70% aproximadamente.

Como saben hay otro gremio ligado a los corredores que no han suspendido el servicio”, dijo el gremialista, explicando que la medida se tomó porque hasta la fecha el Gobierno no brinda una solución a sus reclamos.

Por su parte Iván Villegas, directivo de la ATU, estimó que solo unas 37 empresas acataron la medida de fuerza.

SERÍA UNA LOCURA

“Sería una lástima que se les dé una autorización que ellos piden, en las condiciones en que están sería una locura”, señaló a diario UNO, el presidente de la ONG Luz Ámbar, Luis Quispe Candia.



Source link

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here