la gran batalla podría darse en el norte – El Vocero Noticias

0
94


Pero en la suma de los votos, a esta última le fue mejor el pasado 11 de abril. Esa zona del país promete una dura disputa por las preferencias ciudadanas.

Si se revisan las dos encuestas publicadas en lo que va de la campaña de la segunda vuelta, se pueden sacar algunas ideas —preliminares— de dónde podrían disputarse con mayor intensidad los votos.

De acuerdo con Ipsos y Datum, la diferencia entre Pedro Castillo y Keiko Fujimori en el centro y en el sur del país es bastante favorable al primero. En el oriente, el candidato de Perú Libre también impone condiciones, aunque la brecha respecto de su rival sería menor.

Ahora bien, es interesante lo que ocurre en el norte, que ha sido generalmente uno de los bastiones de Fujimori y que por su densidad poblacional (más de cinco millones de electores hábiles, según la ONPE) resulta clave.

Como se puede ver en la infografía que acompaña este artículo, para Ipsos y Datum el candidato Castillo aparece arriba en las preferencias en esa zona.

Sin embargo, si se cuentan los votos obtenidos en la primera vuelta del 11 de abril en Tumbes, Piura, Lambayeque, La Libertad y Cajamarca, la candidata de Fuerza Popular superó a su contrincante: 516.620 versus 475.547.

En Piura y Lambayeque, sobre todo, Fujimori tuvo un mucho mejor desempeño que Castillo. Y este, como era de esperarse, ganó en Cajamarca.

Estas cifras sugieren que, a pesar de que las encuestas colocan a Castillo adelante en el norte, Fujimori todavía tendría un importante margen de crecimiento. Así la cosas. Posiblemente este sea el epicentro de una de las batallas más importantes de cara a la elección definitiva del domingo 6 de junio.

“Primero, toca dividir la sierra norte de la costa norte. Cajamarca es un bastión fuerte de Castillo. Ahí podría haber un primer punto. Y segundo, por los antecedentes, el perfil y los resultados de la primera vuelta, la costa norte parece presentarse como el gran campo que tiene Fujimori para crecer y cortar distancias”, dijo el consultor y director del Grupo Fides, Jeffrey Radzinsky.

Fujimori quedó primera en Tumbes, Piura, Lambayeque y segunda en La Libertad, detrás de César Acuña (Alianza para el Progreso). Una mirada más granular —dentro de cada región— puede ofrecer una idea más precisa de la distribución del voto. Será interesante observar luego del 6 de junio si hubo cambios importantes a nivel provincial, por ejemplo.

Por su parte, el investigador y psicólogo social Hernán Chaparro dijo que posiblemente parte del electorado que se inclinó por APP en la primera vuelta, en esta segunda etapa prefiera respaldar a PL.

La motivación no sería programática necesariamente, sino más identitaria. En esa lectura, Castillo puede ser visto como alguien alejado de Lima, del centralismo.

“Es un tema de defensa regional más que de afinidad ideológica. En ese campo, más tiene para ofrecer Castillo que Keiko”, consideró Chaparro.

Una pregunta es si Fujimori podrá conectar de nuevo con el electorado que alguna vez se le plegó. “Quizás busque crecer en Lima y en el norte. Y en el sur, en algunas provincias pobres alejadas, en donde en cierto momento tuvo presencia”, comentó el experto.





Fuente: la gran batalla podría darse en el norte – El Vocero Noticias

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here