4 recomendaciones para cuidar el pie diabético

0
133


Especialmente durante la temporada de frío.

Según las cifras de la Federación Internacional de Diabetes, esta enfermedad ha sido responsable de 7 millones de muertes en el mundo durante el 2021. Más que las registradas por Covid-19 en el mismo periodo. Quienes sufren este mal, tienen el riesgo de amputaciones parciales o totales de sus pies, por un mal cuidado o por no acceder a atención sanitaria profesional.

“El pie diabético ocurre cuando hay niveles alterados de glucosa en la sangre, producto de una diabetes mal controlada, por lo que se va generando un trastorno progresivo que causa complicaciones en las arterias que irrigan el pie, derivando en problemas de sensibilidad, atrofia en la piel y úlceras plantares, entre otros padecimientos”, comenta Yasica Doy, Directora de Limablue, centro integral en el cuidado del pie, con tratamientos en podología, ortopedia y baropodometría.

Algo que agrava más este escenario, es que, según la OMS (2013), el 44% de las personas que padecen diabetes en el mundo, no lo sabe. En el Perú, según datos de la encuesta Demográfica y de Salud Familiar (Endes) del INEI, al 2020 el 4,5% de los peruanos de 15 o más años de edad, tienen diabetes diagnosticada.

En ese sentido, desde Limablue, primer centro especializado en cuidados del pie en Perú, comparten 4 recomendaciones para un correcto cuidado del pie diabético.

1. REALICE UNA INSPECCIÓN DIARIA: Es importante que toda persona diagnosticada con diabetes o pre diabetes realice una inspección visual diaria de sus pies, mediante un espejo en el piso, para detectar cualquier anomalía observable, como cambio de color, texturas, ampollas, etc. Sobre todo en pacientes neuropáticos (sin sensibilidad). Así mismo se deben realizar evaluaciones biomecánicas para saber si hay posibles lesiones en los pies (juanetes, dedos en garra, pie plano o pie cavo, etc.)

De esta manera, podrán solicitar ayuda profesional para evitar cualquier agravamiento del problema y mantener unos pies saludables.

2. TENGA ATENCIÓN PROFESIONAL PERMANENTE: Atención con las uñas encarnadas, las úlceras en los pies son las complicaciones más comunes en las personas que sufren diabetes. El 70% de los problemas de los pies podría resolverse con la Atención Primaria de un profesional de la Podología, sin llegar al hospital, y el 80%de las amputaciones podrían evitarse, según cifras de la Colegio Oficial de Podología de la Comunidad de Madrid – España.

3. MANTÉN UNA HIGIENE DIARIA: Se deben mantener los pies limpios, lavándolos a diario con agua tibia y jabón. No se debe remojar los pies y mucho menos con agua caliente. Para el secado de los pies es mejor utilizar papel toalla. Realice un secado minucioso, esforzándonos por eliminar la humedad de la zona interdigital. Se recomienda hacerlo por contacto, evitando en lo posible la fricción y prestando una atención especial a las zonas interdigitales.

4. ATENCIÓN A MEDIAS Y ZAPATOS: Se recomienda utilizar media de algodón, hilo o lana (en ningún caso material sintético) sin costura y de color blanco, para poder visualizar si la persona tiene alguna herida y deba de visitar al especialista. Utilizar un zapato cómodo y amplio de acuerdo a su tipo de pie, donde los dedos tengan holgura y estén bien protegidos. Antes de ponerse el calzado, revisar que los interiores del mismo no tengan ningún objeto que pueda ocasionar una lesión o rozadura.

5. ES IMPORTANTE RECORDAR: Toda persona que sea diagnosticada con diabetes debería de realizarse los siguientes exámenes con un podólogo:

● Monofilamento: Test de sensibilidad para determinar neuropatía.

● Test Termosensible: Test para determinar la sensibilidad por temperatura.

● Test de Diapasón: Test para evaluar la sensibilidad por vibración

● Evaluación fisiopatológica del pie: Examen de exploración de enfermedades que contribuyan a la aparición de una herida como los uñeros, callos, ojos de pollo, juanetes, entre otros.

● Prueba de Baropodometría: Examen de pisada, con este test se evaluarán las sobrecargas o exceso de presión en alguna parte del pie que puedan generar la aparición de una herida. Además, con este examen se puede ver si alguna parte del pie está en riesgo de generar una.



Source link