A Brasil le bastó el primer tiempo. Por Julio Alzola Castillo

0
164


En Recife derrotó 2-0 a Perú, que no provocó mayor peligro.
• Con esta derrota la blanquirroja ocupa el sétimo lugar, un punto más sobre Chile, su próximo rival.
• Defensa peruana “filtró aceite”. Sobre todo por el lado de Santamaría.

Brasil apretó el acelerador en Recife en el primer tiempo y eso le bastó para vencer por 2-0 a un inofensivo Perú, que nunca pudo poner en peligro a la portería defendida por Weberton.

En realidad fue un partido discreto. Especialmente en la segunda fracción. Brasil se contentó con los 2 goles de la primera etapa y no se preocupó mayormente por aumentar el marcador.

Con la conducción de Neymar, el Scratch bajó el ritmo en la etapa complementaria. Se dedicó a rotar el balón y a ver si por allí llegaba el tercero. Pero ello no sucedió y fue suficiente para un partido deslucido en la ciudad de Recibe, capital del Estado de Pernambuco, cuyas aguas del Atlántico bañan su hermoso borde costero.

En la escuadra peruana Gianluca Lapadula trató por todos los medios de llegar al pórtico del quinta campeón mundial, pero su empeño no resultó suficiente. Estuvo aislado e impreciso en el remate final. Lo más rescatable fue el pundonor y el deseo de no perder de Marcos López, que se atrevió a meter un zurdazo quemante que Weberton desvió acertadamente.

Perú no inquietó. Solo en los primeros minutos del partido mostró personalidad y dio la impresión que iba a luchar con mayor pundonor el encuentro. Fue un fogonazo que se diluyó. Pasaron los minutos y el equipo se empequeñeció, frente a un Brasil superior en biotipo y estado físico.

Primera Etapa

Brasil se mostró muy superior en todas las líneas. Los amarillos con veloces jugadas quebraron a la defensa peruana.

A los 14 minutos Everton de izquierda vence la resistencia de Gallese.

Previamente Santamaría, al pecar de suficiencia, perdió el control del balón ante Neymar. Y a los 40 minutos Neymar puso el 2-0 ante buen servicio por la derecha de Gabriel (Gabigol).

Ahora viene Chile y no queda otra que ganar y ganar.



Source link