Connect with us

Lima Norte

La salud mental en el Perú, una tarea pendiente del Estado – Señal Alternativa

Webmaster

Published

on

[ad_1]

“Es urgente que el Estado Peruano reconsidere su enfoque de salud mental. Es necesario aumentar la inversión en este campo, mejorar el acceso a servicios de calidad y promover la educación y la conciencia entre la sociedad”.

En el último tiempo, la importancia de la salud mental ha adquirido un protagonismo indiscutible en el ámbito global. La pandemia del COVID-19 y sus efectos colaterales han puesto de manifiesto la fragilidad emocional de la sociedad. Sin embargo, en el caso peruano, la atención que el Estado brinda a esta cuestión parece quedarse corta, dejando a miles de ciudadanos desprotegidos. La salud mental es un componente fundamental del bienestar general de la población.

Sin embargo, a pesar de los avances en la percepción pública sobre la importancia de la salud mental, el Perú aún se encuentra rezagado en la provisión de servicios y políticas efectivas para abordar esta problemática. Según cifras del Ministerio de Salud, la inversión en salud mental en el Perú es notoriamente insuficiente. Apenas el 2 % del presupuesto destinado a salud se asigna a la atención de problemas emocionales y psicológicos. Esto se traduce en una falta de recursos para la atención de quienes padecen trastornos mentales y para la promoción de la salud emocional en la población.

La falta de acceso a servicios de salud mental es un problema grave en el país. La mayoría de los peruanos carece de cobertura de salud mental y las listas de espera son largas, lo que dificulta el acceso oportuno a tratamientos y terapias. Esto conduce a un sufrimiento innecesario y, en algunos casos, a desenlaces trágicos.

Otro aspecto preocupante es la estigmatización que rodea a los problemas de salud mental en la sociedad peruana. La falta de información y sensibilización sobre estas cuestiones contribuye a que muchas personas no busquen ayuda a tiempo, por miedo al rechazo social o a la discriminación.

La falta de políticas efectivas de salud mental también afecta a grupos vulnerables, como los niños y adolescentes. La educación en salud mental es escasa en las escuelas y la detección temprana de problemas emocionales se limita en gran medida a situaciones de crisis.

Es urgente que el Estado Peruano reconsidere su enfoque de salud mental. Es necesario aumentar la inversión en este campo, mejorar el acceso a servicios de calidad y promover la educación y la conciencia entre la sociedad. La salud mental no debe ser un tema secundario; es un componente esencial del bienestar de la población y merece una atención prioritaria.

En un mundo donde el estrés, la ansiedad y la depresión son cada vez más comunes, es fundamental que el Estado tome medidas concretas para abordar la salud mental de la población. El bienestar emocional de los ciudadanos debe ser una prioridad y solo a través de una inversión adecuada y un compromiso real se podrá avanzar hacia una sociedad más sana y equitativa en todos los aspectos.

En una sociedad donde insultan por sacar a pasear a las mascotas, donde se efectúan feminicidios, donde se agreden animales, uno se pregunta hasta dónde se puede dejar pasar todo esto. Se requiere la atención del Estado, basta de la desidia que le da la espalda a todo. Se deben realizar campañas a nivel nacional y crear una política que abarque toda esta problemática con urgencia.

Fuente: El Comercio – Rodolfo Rebaza es estudiante de Derecho de la Universidad San Martín de Porres.

[ad_2]

Source link

Continue Reading
Comments

Actualidad

Brigada canina de la Municipalidad de Lima cumple 27 años

Avatar

Published

on

Conformado por 50 canes, la Brigada Canina de la Municipalidad de Lima celebra sus 27 años acompañando y reforzando las labores de seguridad de los serenos, que realizan su patrullaje en calles y parques de la ciudad.

Esta unidad que inicialmente estaba conformada por 10 perros, fue creada el 10 de abril de 1997. Hoy en día, la Brigada Canina la conforman canes de razas como doberman, rottweiler, labrador, pastor alemán, terrier, y los recién integrados pastores belgas malinois, los cuales son entrenados por 30 serenos guías.

SIEMPRE PREPARADOS
Los canes cumplen diversas intervenciones por los cuales reciben entrenamiento, como los de la especialidad de búsqueda y rescate, que son empleados en caso de desastres naturales, dentro y fuera de la ciudad de Lima; así como para el rescate de personas vivas enterradas bajo escombros tras un terremoto.

Para la seguridad en las calles, los perros, acompañados siempre de sus guías, tienen la función de disuadir con el ladrido a aquellos que intentan alterar la tranquilidad pública, Cabe resaltar que los canes cumplen un servicio no mayor de 3 horas, además, si se presenta calor o lluvia moderada, no suelen salir.

En época navideña, apoyan en la detección de productos pirotécnicos en el conglomerado de Mesa Redonda y alrededores, de esta manera suman acciones para evitar tragedias por el uso y comercialización de estos productos ilegales.

Los amigos de cuatro patas también se caracterizan por brindar show de saltos y piruetas espectaculares que deleitan a grandes y chicos en los eventos en los que son invitados.

ENTRENAMIENTO
El entrenamiento de la Brigada Canina es diario y empieza a las 6:30 a. m. y termina 1 hora después; esto consiste en realizar acciones lúdicas para ejercitar sus habilidades.

La alimentación balanceada y un buen trato garantizan su bienestar; así como también, un médico veterinario está pendiente de ellos 24/7.

El alcalde Rafael López Aliaga, saluda a todos los miembros de esta importante brigada en su 27 aniversario, que día a día patrullan las calles, apoyando a los serenos en las acciones disuasivas para combatir la inseguridad ciudadana y convertir a la ciudad en una Lima más segura.

Continue Reading

Lima Norte

Para mentir y comer pescado – Señal Alternativa

Webmaster

Published

on

[ad_1]

“La presidenta vendió una historia que el Congreso ha querido comprar, aun sabiendo que está plagada de contradicciones”.

La sabiduría popular, traducida en los refranes de las abuelas, nunca falla, pero cuando el razonamiento es limitado o desesperado siempre es bueno recordar aquellas frases que se mantienen actuales.

“La mentira tiene patas cortas”: además de ser un pecado para los buenos cristianos, la mentira –más aún, sin estrategia de por medio– suele ser prontamente descubierta. Pero cuando el tramposo se hunde en el pozo de la desesperación, nuevas mentiras se asoman, creando una bola de nieve que tarde o temprano hará más estrepitoso el golpe. Dina Boluarte ha hecho de la mentira su defensa y, como “en boca del mentiroso lo cierto se hace dudoso”, el 85 % de peruanos informados está convencido de que la presidenta busca entorpecer la investigación realizada por la fiscalía (según Ipsos).

“Dime con quién andas y te diré quién eres”: aunque la frase alimenta el prejuicio clasista, no deja de ser cierto que en política hay que cuidarse mucho de las amistades, sobre todo de aquellas que poseen prontuarios. El “wayki” de Boluarte, el gobernador regional de Ayacucho, Wilfredo Oscorima, es sujeto de 12 investigaciones en el Ministerio Público, muchas de ellas por corrupción. Sus antecedentes están plagados de conflictos legales. La preocupación de Dina Boluarte por su apariencia e imagen ha sido bastante selectiva, pues no dudó en afianzar “amistad” con el gobernador ayacuchano y recibir un “préstamo” para lucir su vanidad.

“Entre gitanos no se leen las manos”: la presidenta vendió una historia que el Congreso ha querido comprar, aun sabiendo que está plagada de contradicciones. Las razones oficiales argumentan que es para “mantener la institucionalidad”, pero lo cierto es que las mañas, las negociaciones e intercambios han sido producto de ese pacto tácito para aferrarse al poder, al sueldo y a las impensables gollerías de las que hoy gozan quienes ocupan una curul.

“Quien siembra vientos cosecha tempestades”: la mirada cortoplacista de los políticos, un sector del establishment y las ganas de sobrevivir de la presidenta nos regalan un panorama más incierto que el del 2021, cuando el sindicalista Pedro Castillo llegó a Palacio de Gobierno.

En estos días, el sentido común que regalaban las abuelas escasea en Palacio de Gobierno. Nos han querido dar “gato por liebre”, sin medir las consecuencias del engaño. El famoso ‘Rolexgate’ no solo quedará como recuerdo de la frivolidad instalada en el sillón de Pizarro, sino que marcará con precisión suiza el tiempo que le quede a la presidenta en su administración y la debacle del país hacia el 2026.

Fuente: El Comercio – Mabel Huertas es Socia de la consultora 50+Uno

[ad_2]

Source link

Continue Reading

Trending

Copyright © 2014 - 2023 Limaaldia.pe Es operado por CC Multimedios. | Todos los titulares mostrados en esta página son leídos desde los RSS de los respectivos medios. Limaaldia.pe no tiene responsabilidad por el contenido de dichos titulares, solo se limita a mostrarlos. Si su medio no desea que sus RSS sean publicados en este portal, escríbanos a [email protected]