Connect with us

Lima Norte

Pasamayito, una obra sin corrupción ni peajes, que une Lima. – Señal Alternativa

Webmaster

Published

on


El alcalde de Lima, Jorge Muñoz, acompañado de sus pares de San Juan de Lurigancho, Alex Gonzales Castillo y de Comas, Raúl Díaz Pérez, encabezó el inicio de las obras de la nueva vía Pasamayito, que unirá Lima norte con Lima este, en tan solo 30 minutos.

“Hoy comenzamos los trabajos de esta esperada infraestructura, que beneficiará directa e indirectamente a más de un millón de vecinos. Esta obra contempla el asfaltado de 9 km de vía de la prolongación de la Av. Revolución, desde la calle Julio César Tello, en Comas, hasta la Av. Miguel Grau, en San Juan de Lurigancho”, precisó Muñoz Wells.

El proyecto a cargo de la municipalidad de Lima, a través de EMAPE, cuenta con una inversión superior a los 60 millones de soles y un plazo de ejecución de 300 días. La intervención incluirá carriles de ida y vuelta, 35,847 m2 de veredas de concreto, 5,783 m3 de muros de contención, 2,780 m2 de áreas verdes, rampas, sardineles, camellones, tachas, así como señalización vertical y horizontal.

“Con la nueva vía Pasamayito los vecinos podrán acceder a centros de salud y empleos en otras partes de la capital, debido a la mayor circulación de personas e intercambio comercial entre el norte y este de Lima”, agregó Muñoz.

En la zona de obras ya están trabajando más de 50 operarios –entre topógrafos, vigías, señalizadores y operadores de equipos– y cerca de 20 unidades de carga pesada –como volquetes, cargadores frontales, retroexcavadoras, excavadoras, rodillos, motoniveladoras, entre otros–.

Actualmente movilizarse de Comas a San Juan de Lurigancho y viceversa, por la ruta tradicional que pasa por el centro de la ciudad, toma casi tres horas. La nueva vía asfaltada permitirá acortar ese tiempo a una sexta parte, reduciendo el estrés del viaje y la exposición al Covid-19.

De esta manera la municipalidad de Lima, continúa ejecutando proyectos de infraestructura  vial que mejoren la calidad de vida de millones de vecinos.



Source link

Continue Reading
Comments

Lima Norte

Amigos coimeros – Señal Alternativa

Webmaster

Published

on


Vizcarra se reveló como una persona dispuesta al engaño.

El expresidente Martín Vizcarra ha sido señalado como cabeza de una organización criminal. La Fiscalía de la Nación ha abierto una investigación en su contra.

Hay cinco colaboradores eficaces y tres testigos protegidos en este caso. De ellos, siete apuntan al exmandatario como destinatario de coimas.

Vizcarra señala que solo uno de los testimonios lo sindica directamente. Karem Roca, exsecretaria de Vizcarra, dice que vio dinero en maletines y en tubos portaplanos para él.

Carlos Revilla Loayza visitaba a Vizcarra. Fue director de Provias Descentralizado. Según otro implicado, Alcides Villafuerte, Revilla le contó que visitaba al expresidente. Para tales visitas se disponía apagar las cámaras de Palacio de Gobierno.

Vizcarra se reveló como una persona dispuesta al engaño. En el 2019, se reunió entonces con el ex gobernador regional de Arequipa Elmer Cáceres Llica (hoy preso por corrupción), sobre la mina Tía María.

El ex jefe del Estado dijo ante autoridades regionales de Arequipa: “Hay argumentos para retroceder, vamos a hacerlo”. Proponía, sin embargo, salir a decir otra cosa, que los regionales se opusieran, y así llegar a la anulación del proyecto.

La inclinación al encubrimiento es evidente en el Caso Richard Swing. Vizcarra negó conocerlo más allá de la campaña electoral. Después, se supo que Swing lo había visitado varias veces. Luego salieron grabaciones con Vizcarra diseñando fórmulas para ocultar las visitas del cantante.

La vocación por el ocultamiento también se vio en la pandemia. Vizcarra y su familia se vacunaron clandestinamente. Después, Vizcarra dijo que había sido voluntario para la vacuna. Cientos de miles de peruanos fallecían por COVID-19 y por inoperancia de las autoridades del gobierno del investigado.

Vizcarra cerró el Congreso en el 2019. Usó el invento de la “denegación fáctica” de la cuestión de confianza para hacerlo. Gobernó sin Congreso casi medio año. Había llevado a posiciones claves en la administración a sus amigos, Los Moqueguanos.

Edmer Trujillo fue ministro de Transportes y Comunicaciones. Antes, durante el gobierno de Pedro Pablo Kuczynski, Vizcarra lo hizo nombrar ministro de Vivienda, Construcción y Saneamiento. Había sido gerente general del Gobierno Regional de Moquegua durante la gestión del ex jefe del Estado.

Carlos Estremadoyro, Carlos Lozada y Carlos Revilla también coparon cargos. Lozada fue ministro de Transportes y Comunicaciones, y Vivienda, Construcción y Saneamiento. A Vizcarra lo señalan los nombramientos que hizo.

Su recorrido en la administración pública comenzó cuando tenía 25 años. Fue nombrado entonces gerente del proyecto Pasto Grande por su padre, secretario general del Apra y prefecto, en Moquegua (Carlos Paredes, “El perfil del lagarto”, 2021, pp. 44-45).

Una comisión del Congreso, de 1989, encontró responsabilidad funcional, administrativa, civil y delictiva en el joven Vizcarra. Nada pasó y Vizcarra se encaminó hacia la presidencia.

Vizcarra dice que no sabía nada de los coimeros. A estas alturas, sin embargo, es como la parodia: “Son mis amigos, pero no sé nada”. Nos quiere decir que fue engañado tantas veces por sus amigos. ¿Qué nos libra de su ‘ceguera’ para captar socios y amigos, tan amigos de él como amigos de la corrupción?

Vizcarra debe ser investigado, y a fondo. No debería, mientras tanto, postular a ningún cargo público. No vaya a ser que lo vuelvan a engañar

Fuente: El Comercio – Federico Salazar periodista.



Source link

Continue Reading

Lima Norte

El fin de la fiesta fiscal – Señal Alternativa

Webmaster

Published

on


La norma de austeridad es una buena señal, pero es evidente que cumplir este año la meta del déficit fiscal de 2 % va a requerir mucho más que limitar los gastos en vehículos, combustible y consultorías.

Los primeros días del nuevo ministro de Economía y Finanzas, José Arista, no han sorprendido a nadie.

Con un pasado como viceministro de Hacienda, Arista está enfocando sus primeros anuncios y medidas, como se esperaba, en la cancha fiscal, en la que claramente se siente cómodo. Esto se refleja en el nombramiento de Betty Sotelo en el Viceministerio de Hacienda, que ha manejado la caja con severidad las tres veces que ha ocupado el cargo en el pasado, y también en el anuncio de una futura norma de austeridad en el sector público y la búsqueda de un “pacto fiscal” con el Congreso.

La norma de austeridad es una buena señal, pero es evidente que cumplir este año la meta del déficit fiscal de 2 % va a requerir mucho más que limitar los gastos en vehículos, combustible y consultorías.

El pacto fiscal será aún más difícil de lograr en un entorno de altísima polarización como el actual y en el que ya ni siquiera los partidos, sino cada congresista, brega por llevar un poco de agua de popularidad a sus molinos, así eso signifique poner en aprietos al Tesoro Público.

Como buen economista, Arista entiende que las personas actúan en base a incentivos y, en este caso, los incentivos para los parlamentarios están todos alineados con drenar la caja. Ser responsable fiscalmente solo genera aplausos en círculos muy limitados y ya ni en los partidos de derecha vemos oposición a medidas populistas.

La otra piedra en el zapato va a ser Petro-Perú. Algo se va a tener que hacer con la petrolera y cualquier cosa que se decida va a ser insuficiente si no se encuentra cómo inyectarle recursos frescos. Se podría buscar alternativas de participación privada, pero en el corto plazo –por lo menos– se van a tener que otorgar garantías que crean contingentes para el fisco.

En el campo de la prevención, aunque un poco tarde, llega una de las más ambiciosas medidas implementadas en un decreto de urgencia el jueves, que cierra el caño del endeudamiento para los gobiernos regionales y locales si es que no cumplen las reglas fiscales establecidas, como el tope del déficit sobre el PBI y el ratio de endeudamiento. Una barrera como esta, implementada antes, habría evitado seguramente que la Municipalidad Metropolitana de Lima irresponsablemente emita bonos por S/1.205 millones a 20 años.

Todo esto está muy bien y hay que aplaudirlo. Pero solo concentrarnos en un ajuste fiscal es insuficiente. La economía no se va a recuperar sola. El crecimiento potencial no va a aumentar mágicamente. Un mejor control del gasto público es indispensable, pero si el cinturón se ajusta demasiado, podría ir en contra del objetivo de incentivar el crecimiento de la demanda interna y ser un balde de agua fría para la economía cuando lo que se necesita es más temperatura.

Lo que se requiere también son medidas ambiciosas que sean un antídoto para las dudas, fundamentadas, sobre el futuro de la economía que paralizan al sector privado y que solo se harán más notorias conforme nos acerquemos al año electoral.

El déficit fiscal no es el único indicador que el ministro de Economía debería estar mirando. Hacerlo sería claramente miope y solo solucionaría un problema, que hay que resolver de todas maneras, para empeorar otro.

Fuente: El Comercio – Alejandra Costa es curadora de Economía del Comité de Lectura



Source link

Continue Reading

Trending

Copyright © 2014 - 2023 Limaaldia.pe Es operado por CC Multimedios. | Todos los titulares mostrados en esta página son leídos desde los RSS de los respectivos medios. Limaaldia.pe no tiene responsabilidad por el contenido de dichos titulares, solo se limita a mostrarlos. Si su medio no desea que sus RSS sean publicados en este portal, escríbanos a webmaster@limaaldia.com