Connect with us

Lima Norte

Carlos Chávez Cateriano es reconocido comandante general de la FAP – Señal Alternativa

Webmaster

Published

on


El teniente general FAP Carlos Enrique Chávez Cateriano fue reconocido nuevo comandante general de la Fuerza Aérea del Perú (FAP), en una ceremonia realizada en la Base Aérea de Las Palmas, en el distrito de Surco.

La actividad fue presidida por el ministro de Defensa, Jorge Chávez Cresta, quien estuvo acompañado por los comandantes generales de las demás Fuerzas Armadas.

Más temprano, el Poder Ejecutivo, a través del Ministerio de Defensa, nombró a Chávez Cateriano nuevo comandante general de la Fuerza Aérea del Perú.

La designación se oficializó a través de la Resolución Suprema 097-2023-DE, publicada en el Boletín de Normas Legales del Diario Oficial El Peruano.

Carlos Chávez Cateriano reemplaza en el cargo al teniente general FAP Alfonso Javier Artadi Saletti, quien asistió a la ceremonia.

La ceremonia de reconocimiento se llevó a cabo con la presencia del jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas, general de Ejército Manuel Gómez de la Torre Araníbar; así como los comandantes generales de la Marina de Guerra, almirante Luis Polar Figari; y del Ejército, general de Ejército David Ojeda Parra.

También estuvieron presentes el viceministro de Políticas para la Defensa, Jorge Luis Chaparro Pinto; y la viceministra de Recursos para la Defensa, Ninoska Mosqueira Cornejo.

En la ceremonia y luego de entonarse las notas del Himno Nacional, el titular del sector Defensa pidió a los miembros de la Fuerza Aérea del Perú reconocer al general del Aire Carlos Enrique Chávez Cateriano máxima autoridad de la aviación.

Compromiso

Durante su discurso, el nuevo comandante general FAP expresó su profundo «compromiso y lealtad» con los nobles intereses de la Fuerza Aérea.

Asimismo, señaló que la gestión que se inicia hoy «orientará nuestro trabajo a cumplir la misión institucional para resguardar nuestra soberanía e integridad territorial».

»Tengan por seguro que no antepondré ningún interés que no sea el de la defensa y desarrollo permanente de nuestro país y de la Fuerza Aérea», añadió.

Experiencia

Hasta antes de su designación como comandante general, Carlos Enrique Chávez Cateriano ocupaba el cargo de jefe del Estado Mayor General de la Fuerza Aérea del Perú.

Entre sus condecoraciones figuran la de Defensor Calificado de la Patria, por su participación en el conflicto del Cenepa; y la Orden Militar de Ayacucho, por conducir y desarrollar, a escala nacional, el plan Tayta, durante la crisis generada por la pandemia de la Covid-19.

Fuente: Andina



Source link

Continue Reading
Comments

Lima Norte

De regreso al Congreso – Señal Alternativa

Webmaster

Published

on


Para inquietud de la ciudadanía, no solo los colegiales vuelven en estos días de sus vacaciones.

Tiempo atrás, las vacaciones escolares duraban lo que el verano, e incluso un poquito más. Aunque por razones ajenas a T.S. Eliot, abril era efectivamente el mes más cruel. En particular, el primero de sus 30 días. Porque era en esa fecha, incrustada ya en el tramo inicial del otoño, que los muchachos y muchachas debían cambiar las “sayonaras” de colores pastel con las que habían aplanado la arena y el asfalto, por los agobiantes zapatos con pasador que el uniforme único dictaba, así como las ropas de baño que habían convertido en su segunda piel, por las severas prendas grises que teñirían de melancolía su futuro inmediato. Al parecer de quienes por entonces cursábamos la primaria o la secundaria, no podía existir mayor tortura que aquella, pero, por supuesto, nos equivocábamos. Con el pasar de los años, nuestras autoridades educativas –es un decir– decidieron adelantar el inicio de clases a la primera o segunda semana de marzo y con ello le añadieron nuevos suplicios a lo que ya era un infierno.

Bandada y turba

Meter a los jóvenes en un aula transformada en horno no da la impresión, en efecto, de ser la mejor de las ideas si lo que se quiere es estimular su aprendizaje. Pero, además, los visionarios que tuvieron la inspiración de anticipar el fin de las vacaciones de la forma descrita produjeron, con el ejemplo, un daño colateral: forzar de alguna manera que los congresistas –siempre prestos a poner en marcha iniciativas que siquiera les presten la imagen de personas laboriosas– coloquen también el inicio de la primera legislatura del año por estas fechas. No sabemos si nuestros lectores compartirán esta percepción, pero en esta pequeña columna estamos persuadidos de que mientras los legisladores reposan, los ciudadanos descansamos. No es que quedar esencialmente a merced del Ejecutivo nos traslade a un mundo ideal, pero durante el receso parlamentario, por lo menos la fuente de una buena mitad de nuestros problemas entra en hibernación. Por eso, el hecho de que ahora los congresistas retomen sus actividades resulta para muchos inquietante.

Vienen a la mente los versos de Virgilio Dávila que han marcado para siempre la vuelta de los chicos al colegio. “Cual bandada de palomas que regresan al vergel”, escribió el poeta portorriqueño en algún momento del siglo pasado, y con ello nos infligió la letra de un enojoso himno que acaso se cante todavía en los patios de algunas escuelas poco misericordiosas con sus estudiantes. Comparar a nuestros parlamentarios con palomas, sin embargo, se nos antoja descaminado. Puestos a hurgar en el acervo de la lírica en nuestro idioma para graficar la migración de retorno de la que acabamos de ser testigos, encontramos más acertados, en todo caso, los trazos con los que don Luis de Góngora dibujó a algunos de los habitantes de la cueva del cíclope Polifemo, allá por 1612. “Infame turba de nocturnas aves, gimiendo tristes y volando graves”, escribió el vate cordobés y, a decir verdad, sus versos continúan siendo pasmosamente actuales. Esto porque, si lo pensamos bien, a la Plaza Bolívar vuelven “los niños” y vuelven “las niñas”, los “mochasueldos” y otras aves de rapiña…

Dicho esto, no obstante, debemos aclarar que consideramos indispensable superar la aversión inicial que este regreso nos produce. Poner en pausa por un tiempo a la merienda de ventajistas e indocumentados que compone hoy por hoy la mayor parte de nuestra representación nacional puede proveernos de un ansiado alivio. Pero, en el mediano plazo, las funciones del Legislativo devienen imprescindibles para la salud de la democracia. Basta imaginar los extremos a los que podría haber llegado la gestión corrupta e inepta de Pedro Castillo de no haber tenido el contrapeso del Congreso para comprobarlo. Tiene pendientes, además, la actual conformación parlamentaria algunos empeños que no conviene postergar, como, por ejemplo, la decisión de lo que ha de suceder con la Junta Nacional de Justicia, la interpelación y eventual censura de algunos ministros (empezando por el del Interior) y la aprobación de una medida para que los condenados por delitos como asesinato, terrorismo, sedición y otros similares no puedan postular a cargos de elección popular.

Así las cosas, entonces, nos encontramos frente a un problema en apariencia insoluble: tenemos a representantes de catadura mayormente deleznable que deben tomar decisiones serias y necesarias para el bienestar de la comunidad. ¿Cómo salir de este entrampamiento? La receta que habitualmente se prescribe para ello es elegir mejor la próxima vez y, en lugar de poner en el Congreso a las personas equivocadas, poner a las acertadas. La historia, sin embargo, nos enseña que eso nunca termina de ocurrir, ni aquí ni en Kalimantán del norte, por lo que conviene buscar la solución en otro lado.

Magister dixit

En 1977, el premio Nobel de Economía Milton Friedman nos hizo recordar que los congresistas en todo el mundo están en el afán de competir unos contra otros para ser elegidos o reelegidos. Por eso cualquiera de ellos puede votar un día en cierto sentido y luego cambiar su voto, si llega a la conclusión de que eso es lo que le conviene políticamente. El remedio para el problema al que aludimos, en consecuencia, es, según Friedman, “hacer políticamente rentable para las personas equivocadas hacer las cosas acertadas”. Y nada más apropiado que la lección de ese maestro en estos días en que los escolares vuelven a clases y los congresistas, a angustiarnos.

Fuente: El Comercio – Mario Ghibellini / Periodista



Source link

Continue Reading

Lima Norte

Condenan a 20 años de cárcel a padrastro por violar y embarazar a su hijastra – Señal Alternativa

Webmaster

Published

on


La Corte Superior de Justicia de Ucayali dispuso asimismo el pago de una reparación civil de 5 mil soles, en favor de la menor agraviada.

El Juzgado Penal Colegiado Conformado de la Corte Superior de Ucayali, condenó a 20 años de prisión a Víctor Hugo Magipo Tamani, por el delito contra la libertad sexual en la modalidad de violación sexual, en agravio de la menor de iniciales J.K.F.J, de 15 años.

Durante el 2019 y el 2020. El sentenciado vivía con la mamá de la víctima y la agraviada, en el distrito de San Juan de Lurigancho, Lima.

Un día la menor le contó a su progenitora que, desde que tenía 12 años (2020), “su padrastro se aprovechaba para tocarle sus partes íntimas”, según consta en la acusación fiscal presentada por la Primera Fiscalía Penal de coronel Portillo.

Tras lo contado por la adolescente, su madre decide separarse de Víctor Magipo. Dos años después (2022), viaja con su hija a Pucallpa. A esta ciudad, el condenado también se trasladó con la intención de retomar su relación. De esta forma, al poco tiempo volvieron a convivir.

La víctima contó que, desde el inicio de la convivencia de su mamá, su padrastro aprovechaba que estaba sola para abusar de ella. En abril de 2022, la adolescente sufrió una quemadura en el restaurante donde trabajaba. Su abuela materna, junto a una tía, vinieron de Lima para cuidarla.

La abuela declaró que su nieta le dijo: “mamita, no me dejes, llévame contigo. Si tú no me llevas, me voy a ir y nunca sabrás de mí, voy a desaparecer para siempre”. Fue entonces que la abuela se la llevó a la capital, ya que la agraviada no se encontraba estudiando.

Al poco tiempo, en enero de 2023, la víctima, que ya tenía 15 años, presentó fuertes cólicos. Tras ser llevada a una clínica, los exámenes médicos practicados arrojaron que se encontraba embarazada. Tenía 34 semanas y estaba entrando en labor de parto. El examen psicológico practicado concluyó que tenía afectación emocional compatible a un evento negativo de tipo sexual.

La condena

El Juzgado Penal Colegiado Conformado de la Corte de Ucayali integrado por la magistrada Ana Karina Bedoya Maque (presidente), Delina Carmen Salazar Paz (directora de debates) y Omar Magno García Zavaleta (integrante) lo condenaron a 20 años de prisión, además dispuso el pago de una reparación civil de 5 mil soles, en favor de la menor agraviada.

Igualmente ordenó se realice un tratamiento terapéutico a favor del sentenciado, previo examen médico psicológico de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 178-A del Código Penal.

Cabe indicar que, durante el 2023, la Corte Superior de Justicia de Ucayali judicializó 1, 696 casos de violación. De esta cifra, el 76 % de víctimas fueron niños, niñas y adolescentes (1,298 casos).

NR/EB



Source link

Continue Reading

Trending

Copyright © 2014 - 2023 Limaaldia.pe Es operado por CC Multimedios. | Todos los titulares mostrados en esta página son leídos desde los RSS de los respectivos medios. Limaaldia.pe no tiene responsabilidad por el contenido de dichos titulares, solo se limita a mostrarlos. Si su medio no desea que sus RSS sean publicados en este portal, escríbanos a webmaster@limaaldia.com