FAMILIAS INTEGRANTES DE BARRIOS SEGUROS EN TODO EL PAÍS PARTICIPAN EN TALLER VIRTUAL PARA LA PREVENCIÓN DE ENTORNOS VIOLENTOS PARA LAS NIÑAS Y NIÑOS

0
736

Una niña y niño que crece recibiendo amor, incluso en los entornos sociales más difíciles, tiene menos riesgo de incurrir en la delincuencia o situaciones de violencia cuando sea una persona adulta. A esta conclusión arribaron cientos de familias y especialistas en primera infancia y seguridad, que participaron en el taller virtual Cuidado sensible y sin violencia en la infancia, organizado por el Programa Nacional Cuna Más del Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social (Midis) y el Ministerio del Interior (Mininter), como parte de la articulación para la Estrategia Multisectorial Barrio Seguro.

El taller, que se llevó a cabo mediante la plataforma Facebook de Cuna Más, fue inaugurado por Lourdes Sevilla Carnero, directora ejecutiva de Cuna Más y clausurado por Sandra Rojas, Responsable del equipo de Implementación y Articulación Sectorial de la Estrategia Multisectorial Barrio Seguro , e incluyó a familias con niñas y niños menores de 5 años, que viven en 31 ámbitos priorizados por Barrio Seguro y donde el programa social ya interviene con su Servicio de Cuidado Diurno (en áreas urbanas y periurbanas de todo el país), dirigidos a niñas y niños entre los 6 y 36 meses de edad. También participaron integrantes de los equipos técnicos y actores comunales voluntarios de Cuna Más, docentes del Educación Inicial que participan en Barrio Seguro y otros actores sociales en los ámbitos priorizados.

“En estos años, en los que hemos fortalecido la articulación entre Cuna Más y Barrio Seguro, cobra relevancia la importancia de aportar en la reducción de uno de los factores de riesgo más sensible para nuestra primera infancia, como lo son los entornos violentos para las niñas y niños. En ese sentido, ponemos a disposición de las familias nuestra experiencia y contenidos empleados en nuestros dos servicios, esperando contribuir con un cambio positivo y sostenido en los hogares”, precisó la directora ejecutiva, quien adelantó que, próximamente, se llevará a cabo un segundo taller virtual sobre este tema.

Como se recuerda, Cuna Más y Barrio Seguro articulan esfuerzos desde la puesta en marcha de la estrategia multisectorial, aprobada en marzo del 2017. En ese sentido, para lo que resta del presente año se tienen previstas actividades que incluyen la identificación de potenciales usuarias y usuarios de Cuna Más dentro del ámbito de los barrios priorizados por la estrategia multisectorial; cooperación técnica y coordinación a nivel local, regional o zonal; entre otras destinadas a lograr una sociedad más pacífica, cuyo punto de partida sea una primera infancia saludable, segura y feliz.

Comunicación: el principio del cambio

La primera exposición en el taller virtual estuvo a cargo de Julio Obregón Huamán, especialista de la Unidad Técnica de Atención Integral (UTAI) de Cuna Más, quien abordó los beneficios que la comunicación, el cuidado, juego e interacción cotidianas tienen entre las niñas y niños, sobre todo aquellos que se encuentran en condición de vulnerabilidad, pobreza y pobreza extrema.

“Una de las formas de violencia más nociva, y más frecuente, en nuestros hogares es el abandono, que genera altos niveles de estrés en las niñas y niños, los cuales impactan negativamente en su desarrollo. Por ello, desde Cuna Más promovemos el fortalecimiento de capacidades y de habilidades que ayuden a las familias a mejorar la crianza de sus hijas e hijos, orientándolas para desarrollar el vínculo del afecto y la interacción sensible. También fomentamos la coparentalidad en la crianza, ya que es muy importante que el padre y la madre se involucren y compartan las labores de atención y cuidado”, explicó Obregón

Madeleine Palomino Vento, especialista en diseño, planeamiento y gestión para la atención de factores de riesgo de violencia y/o delincuencia de la Estrategia Multisectorial Barrio Seguro, del Ministerio del Interior (Mininter), coincidió con el especialista de Cuna Más, en que la primera infancia es una etapa fundamental para el desarrollo de la infancia, siendo muy importante proteger a las niñas y los niños del estrés y creando vínculos positivos con sus cuidadores para ayudarlos a ser resilientes frente a la adversidad.

“Para que los niños y niñas vivan en un mundo libre de miedo y de violencia física o psicológica, es necesario romper el círculo vicioso de la violencia, a través de una crianza positiva, promoviendo una buena comunicación y creando un ambiente estable y seguro en la familia”, aseveró la especialista.