les negó el acceso al sistema sin avisar

0
98


Hace unos días el director ejecutivo de Google, Sundar Pichai, anunció que serían despidos 12.000 empleados de Alphabet, más del 6 % de su fuerza laboral global. No obstante, los trabajadores expresaron que la manera de echarlos fue totalmente fría a pesar de llevar años trabajando en la firma.

Los empleados reclamaron a través de las redes sociales que fueron despedidos de la forma más insólita posible. Algunos comentaron que a las 3 de la madrugada intentaron ingresar al sistema de Google y estaba desactivado.

No tienes acceso. La política de tu organización ha bloqueado el acceso a esta app”, decía el mensaje tras intentar entrar al sistema.

Además, mencionaron que, aunque Google achacó los recortes de personal a las contrataciones masivas realizadas en los últimos dos años, no todos los despedidos han sido de los recién llagados. Alegan que incluso echaron de la empresa a veteranos.

Lea también: Siguen los despidos masivos: Google echará a 12 mil empleados en todo el mundo

Ashley Sherrard, quien trabajaba en la división Google Cloud, compartió a través de LinkedIn que pasó horas al teléfono con el departamento de informática pensando que había que reiniciar algo en su ordenador, ya que no se imaginaba que la forma de enterarse que ya no estaba en la plantilla era con este bloqueo sin previo aviso.

“Hoy me desperté como lo haría normalmente e inicié sesión en mi computadora portátil del trabajo como lo haría normalmente, esperando tener un día muy productivo en el trabajo. Sin embargo, no pude iniciar sesión por alguna razón. Hoy me vi afectada por los despidos de Google. Esta noticia fue devastadora para mí”, señaló Sherrard.

Goolgle despide a veteranos 

Asimismo, Justin Moore es un ingeniero que llevaba casi 17 años en la empresa y también fue una de las víctimas de esta forma de despido.

“Después de más de 16,5 años en Google, parece que he sido despedido a través de una desactivación automática de la cuenta (..) No tengo más información, ya que no he recibido ninguna de las otras comunicaciones que la web de “te han despedido” (a la que ahora tampoco puedo acceder) decía que debía recibir”, señaló.

Concluye diciendo que “esto también me recuerda que el trabajo no es tu vida, y que los empleadores, especialmente los grandes y anónimos como Google, te ven como alguien 100% desechable”.

 

Dan Russell, investigador científico, también compartió su destitución en LinkedIn: “Me enteré cuando fui a trabajar a las 4 de la mañana para terminar un análisis importante y mi tarjeta de acceso no funcionaba. Después de 17 años y medio en Google, fue una forma un poco fea de descubrir que me había convertido en un extrabajador”.

Otros empleados se enteraron del despedido por correo electrónico

Mientras que algunos empleados conocieron que fueron despedidos a través de la desactivación de sus accesos, otros reclaman que fueron echados mediante un correo electrónico.

“Me cuesta creer que después de 20 años en Google me entere sin previo aviso de que es mi último día a través de un correo electrónico”, tuiteó Jeremy Joslin, un ingeniero de software que trabajaba en el gigante tecnológico desde 2003.

Qué bofetón en la cara. Ojalá hubiera podido despedirme de todos mis compañeros cara a cara. (…) Nunca pensé que esto ocurriría así. Es como si hubiera desaparecido del mapa” añadió.

Empleados están indignados por la manera en la que fueron despedidos 

“Que te despidan a través de un correo electrónico transaccional sin ningún tipo de reconocimiento de tu tiempo personal o del impacto que has tenido en la empresa es una forma desagradable de marcharse”, expresó Joslin en LinkedIn. “Con un poco de compasión y un toque personal puedes llegar muy lejos”.

Tras el anuncio, los empleados de Google exigieron respuestas de los ejecutivos sobre cómo se determinaron los despidos, informó CNBC. Para comprender qué empleados y departamentos se vieron afectados por los despidos, crearon una hoja de cálculo de Google Docs, que enumera a los trabajadores afectados, según el informe.



Source link