SUNEDU SUPERVISA ENTREGA DE GRADOS Y TÍTULOS EN LA UNIVERSIDAD CESAR VALLEJO

0
263

El pasado 4 de mayo, la Superintendencia Nacional de Educación Superior Universitaria (SUNEDU) requirió información a la Universidad César Vallejo (UCV) sobre las investigaciones que desarrolló vinculadas a las denuncias públicas de presuntas irregularidades en la tesis para optar por el grado de magíster del Presidente de la República, Pedro Castillo Terrones, y la señora Lilia Paredes Navarro.

Habiéndose vencido el plazo establecido en la solicitud, la UCV ha solicitado días adicionales para entregar dicha información. Transcurrido este plazo, la SUNEDU tomará acciones de acuerdo a sus competencias. Es importante precisar que, en el marco de la autonomía universitaria, la evaluación y revisión de las tesis y otros trabajos de investigación es responsabilidad de cada universidad, no de la SUNEDU.

Las universidades tienen la obligación moral y ética de cuidar su prestigio garantizando la calidad, pertinencia, integridad y originalidad de los trabajos de tesis. No obstante, la Superintendencia sí está facultada –y así lo ha hecho en esta oportunidad– para requerir a las universidades información sobre su actuación en estos casos, a fin de determinar si dichas actuaciones se han realizado conforme a su propia normativa y las leyes vigentes.

De manera adicional, en el modelo de licenciamiento institucional aplicado entre 2015 y 2021 para la evaluación de universidades, se establecieron dos indicadores orientados a verificar la implementación de políticas de resguardo de la integridad en el desarrollo de la investigación, como la aprobación de un Código de ética para la investigación y el establecimiento de políticas de protección intelectual,  donde se establecieron los mecanismos de control y sanciones para el resguardo de la propiedad intelectual. Todas las universidades licenciadas deben mantener, como mínimo, los mismos estándares que tenían al momento de otorgarse el licenciamiento.

Finalmente, es relevante recalcar que son las universidades las que, como parte de su autonomía, deben establecer sus propias exigencias académicas para la obtención de los grados y títulos, teniendo como requisitos mínimos aquellos establecidos en el artículo 45 de la Ley Universitaria. Asimismo, son las universidades las responsables de hacer cumplir su propia normativa, lo que incluye aprobar o desaprobar los trabajos de investigación y aplicar los controles necesarios para asegurar su originalidad. En ese sentido, la supervisión de la SUNEDU se  enfoca en verificar el accionar de las universidades se dé en concordancia con lo que establece su normativa y la Ley Universitaria.